Severa sobreexplotación puede agotar en 10 años reserva de agua de Arica

Estudio de la DGA alerta riesgo en zona fronteriza. Agricultores de Azapa denuncian mala distribución y el robo del recurso.;El Mercurio, 17 de enero 2011.


Evitar la catástrofe. Es el principal objetivo del Plan Hídrico del Gobierno para esta región fronteriza, ya que al actual ritmo de sobreexplotación su principal reserva de agua potable y de riego será penetrada por el mar en un máximo de 10 años. Si ocurre, sería irreversible. Y el fin, además, del valle de Azapa, de su milenaria agricultura y de su actual status de principal zona agrícola del Norte Grande.

La situación está consignada en la "definición de estrategias de manejo sustentable para el acuífero de Azapa", el último estudio sobre la materia realizado por la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas. El documento es el fundamento técnico de la actual política hídrica, cuyos objetivos son establecer una fuente alternativa de agua potable para la región, la desalinización de agua de mar y reducir al 20% la actual presión extractiva sobre la napa, de un volumen útil de apenas 100 millones de m3.

Los actuales derechos de extracción suman 3.540 litros por segundo, y el objetivo es equilibrarlos con la capacidad de recarga del acuífero, que es sólo de 750 l/s. Ello implica eliminar derechos por 2.800 l/s entre los usuarios, entre los que está la compañía de agua potable, Aguas del Altiplano.

"Si no actuamos a tiempo, tendremos un valle muerto", afirma categórico el intendente de la región de Arica y Parinacota, Rodolfo Barbosa.

El acuífero de Azapa satisface hoy el 80% de la demanda de agua potable de Arica y sostiene las 3 mil hectáreas del valle.

A contrapelo del paulatino agotamiento de las vertientes y el descenso progresivo de los pozos, que ya están a 40 metros de profundidad, las tierras agrícolas de Azapa siguen extendiéndose, encaramándose por las laderas del valle. Políticas de fomento al riego y cesión de predios fiscales a comunidades indígenas ampliaron en 20% la superficie agrícola desde 2001.

Ello ha acentuado conflictos entre los grandes agricultores de la parte baja y comuneros indígenas de la parte alta del valle. El presidente de los Agricultores de Arica, Marko Gardilcic, acusa que la mala distribución ha secado 25 mil olivos; mientras que el presidente de la comunidad de agua Canal Azapa, Daniel Chipana, denuncia un sistema organizado de robo de agua, con el uso de bombas.

Lluvias: Precipitaciones en la cordillera también son escasas, por retraso del "invierno altiplánico".

SOLUCIÓN: US$ 144 millones cuestan las obras para revertir el déficit, como un embalse y una planta desaladora de agua.


 

Comments are closed.