U. de Chile lanza nuevo globo sonda para monitorear la capa de ozono

Este lunes se efectúo el lanzamiento de un nuevo globo sonda que busca monitorear las características de la capa de ozono a nivel superficial. La iniciativa se enmarca dentro de un proyecto conjunto de la Universidad de Chile y el ministerio del Medio Ambiente, cuyo objetivo es lanzar 60 de estos instrumentos para tener una visión acabada del panorama y advertir a la población sobre los eventuales daños.;Radio Universidad de Chile, 24 de enero 2011.


Un nuevo globo sonda que permitirá monitorear la capa de ozono a nivel superficial en la Región Metropolitana, fue lanzado por el Centro Nacional del Medio Ambiente de la Universidad de Chile (CENMA) en conjunto con el ministerio del ramo.

Esta iniciativa se enmarca dentro de un proyecto que contempla medir el nivel de la capa de ozono con alrededor de 60 lanzamientos en todo el territorio nacional y que busca advertir a las autoridades y también a la población sobre el daño que existe en esta capa.

El Jefe de Investigación y Desarrollo en el área de Calidad de Aire del CENMA, Rodrigo Seguel, explicó que están interesados en “ver cómo es el comportamiento de altura en superficie, pero hasta los dos o tres kilómetros. Luego tiene un segundo objetivo que es evaluar cómo ha ido evolucionando la capa de ozono en las distintas estaciones del año. Partimos en octubre lanzando sondas periódicas y tenemos pensado terminar en septiembre con lo que se completarían aproximadamente 60 lanzamientos”.

El globo mide aproximadamente dos metros en la actualidad, tamaño que irá creciendo en la medida en que se eleva hasta explotar al alcanzar los 30 mil metros. “El beneficio es que el instrumento enviará información cada un segundo sobre la dirección, presión, velocidad, temperatura y el nivel de concentración de la capa de ozono”, precisó Seguel.

Este es un proyecto gubernamental a cargo del CENMA y encabezado por el director de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad de Chile, Raúl Morales, quien indicó que otra de las metas de esta iniciativa es determinar cuánto más adelgaza la capa de ozono, luego de que se produce el agujero del ozono antártico.

“Es importante monitorear lo que está ocurriendo en enero y febrero con el objeto de saber cuánto se adelgaza la capa de ozono a esta latitud. Normalmente en el periodo entre septiembre y noviembre se produce el agujero de ozono antártico y eso hace que en los meses posteriores se produzca un adelgazamiento de la capa de ozono en las latitudes medias como ocurre en la zona central de Chile”, indicó Morales.

Por su parte, la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, valoró el proyecto y realizó un llamado al autocuidado de la población para prevenir la acción de los rayos UV.

“De acuerdo a lo que se ha podido detectar, efectivamente existe un adelgazamiento de la capa de ozono y, por lo tanto, hacemos un llamado a todas las personas para que se cuiden, sobre todo, en vacaciones. Lo más importante es que tomemos conciencia”, comentó la secretaria de Estado.

Después de un año de monitoreo, el CENMA entregará un informe completo sobre calidad del ozono al ministerio de Medio Ambiente, para que se conozca la concentración de ésta entre los 10 mil y 30 mil metros de altura.

Esta información servirá a las autoridades para alertar a la población sobre los reales daños a la salud de las personas.

Además de este proyecto, los investigadores de la Universidad de Chile, implementaron un programa paralelo que a través de una sonda estacionaria, ubicada en el límite de Santiago y Los Andes, está demostrando que a medida que la capital crece, se expande su nivel de contaminación a los valles cercanos.

Comments are closed.