Vecinos solicitan detener proyecto que modifica Plano Regulador de Santiago

La propuesta debe ser votada por el Consejo Regional en los próximos 90 días. La Tercera, 12 de enero 2011.


Más de 30 agrupaciones ciudadanas de Santiago acudieron ayer a La Moneda para solicitar al gobierno que "congele" el proyecto para cambiar el actual Plano Regulador de la ciudad (PMRS-100). Esta propuesta incluye modificar el uso de suelo de 9.700 hectáreas agrícolas -en los sectores surponiente y norponiente de la capital- para posibilitar la construcción de proyectos inmobiliarios y áreas verdes.

En junio del año pasado, los miembros del Consejo Regional (Core) ya habían rechazado el plan por 14 votos contra 12, pero tras algunas modificaciones referidas a la mantención económica de las futuras áreas verdes, la Seremi de Vivienda y Urbanismo presentó nuevamente el plan el 31 de diciembre.

La propuesta, ideada por la antigua administración, contempla que de las 9.700 hectáreas que se adicionarán a la ciudad -especialmente en las comunas de Maipú, San Bernardo y Puente Alto-, 6.520 serán de uso habitacional, 2.583 estarán destinadas a áreas verdes y el resto irá a obras de infraestructura y equipamiento. "Los promotores de este proyecto dicen que el 8% de las futuras viviendas serán de uso social, lo que deja en evidencia que el interés manifiesto es la expansión horizontal de la ciudad y la especulación inmobiliaria", explica Patricio Herman, de la Fundación Defendamos la Ciudad.

Según las agrupaciones ciudadanas, los terrenos que se sumarían a la ciudad con el PMRS son agrícolas y altamente inundables y además, recalcan, cambiar el Plano Regulador es innecesario pues existe la figura de Proyectos con Desarrollo Urbano Condicionado (PDUC), que permite modificar el uso de suelo en proyectos inmobiliarios específicos. "No se desea utilizar esta figura porque la reglamentación no es tan laxa como la del PRMS-100", agrega Herman.

"Este plan no cumple con la aprobación previa de las 52 comunas de la Región Metropolitana, ni tampoco con la aprobación ambiental de la nueva legislación, vigente desde el mes de octubre de 2010", comenta Moisés Scherman, de la Red Ciudadana por Ñuñoa. El Consejo Regional tiene 90 días para votar la nueva propuesta y, según las autoridades regionales, habría acuerdo para su aprobación. 

Comments are closed.