Alerta en Mejillones: recomiendan no sacar mariscos ni pescados

Paula Díaz Palma, académica de la Universidad Católica del Norte, recomendó evitar la caza y pesca de productos marinos en la zona afectada por contaminación de zinc, plomo y carbón. La Nación, 20 de marzo 2011.


La doctora en Ecoquímica Paula Díaz Palma explicó que si se determina definitivamente que es carbón lo que contaminó la Bahía de Mejillones, lo más probable es que sea consecuencia de la actividad industrial que se desarrolla en la rada nortina.

Específicamente porque el lugar es un sector de acopio de carbón que es utilizado como combustible, por ejemplo de la termoeléctrica.

Justamente por el peligro latente, señaló la experta, que la empresa administradora de Puerto Angamos, que es la que encomendó a la Universidad Católica del Norte la ejecución del análisis, debiera realizar una investigación interna.

Con anterioridad, la intendencia regional entregó los resultados del estudio preliminar llevado a cabo por la Armada, con muestras recolectadas el mismo día de la detección, el pasado 7 de marzo.

El intendente regional, Alvaro Fernández, informó que el resultado arrojó presencia de zinc, plomo y carbón.

De acuerdo a lo que informó la autoridad quedaría pendiente el resultado cuantitativo y de especies minerológicas presentes, lo que debería ser conocido en unos diez días más.

Según la observación de la académica universitaria la mancha ya no se aprecia, producto a lo mejor de la marejada que causó el tsunami. Pero en extensión son alrededor de 300 metros.

-¿Qué diferencia hay entre la contaminación por petróleo y carbón?

-Son moléculas distintas. Contaminación por petróleo, son hidrocarburos oleaginosos, aceites, que generan un impacto físico sobre los organismos marinos, desde lo microorganismos, hasta los organismos macroscópicos. Se depositan en las vías de respiración, contaminan el alimento, impidiendo funciones básicas como alimentarse y moverse, la mayoría muere por inanición, porque no se puede desplazar ni alimentarse. También se ven afectadas todas las unidades membranosas del organismo, como por ejemplo los ojos y la boca.

-¿Y la contaminación por carbón?

-Hay poca bibliografía al respecto, porque se han dado casos aislados de vertidos en Estados Unidos. El carbón en sí es muy poco soluble, es una partícula que flota, salvo una fracción del carbón que es la pirita, que es un sulfuro de hierro que se va al fondo de la columna de agua, es decir, a las profundidades. Uno de los efectos que puede producir, después de un proceso biológico es transformarse en ácido sulfídrico. Además estimula el crecimiento de bacterias que son productoras de metano y de hidrógeno. Junto con eso el azufre produce un proceso que se llama eutrofización, que es cuando se dispone de mucha alimentación. Lo que hace proliferar bacterias aeróbicas que consumen todo el oxígeno, por lo que se da paso a una anoxia, y se produce la movilidad de estos gases que son ácido sulfhídrico, metano, hidrógeno y dióxido de carbono. De esta forma nos enfrentamos a un hábitat muy inconveniente para el desarrollo de la vida, lo que puede afectar a las comunidades como las jaibas, los cangrejos, peces bentónicos, macroinvertebrados.

-¿Cómo se pueden mitigar los efectos de esta contaminación?

-Si fuera carbón y ya se fue al fondo, se tendría que realizar un proceso de remediación. Específicamente inyectar oxígeno, de manera que todas las comunidades de bacterias que producen estos gases tóxicos se mueran. Con la oxigenación se evita la mortandad potencial. Si el carbón todavía se encuentra en la superficie se cuela con una malla de boyas como si fuera un colador grueso, y se retira del agua. En caso de que existan metales junto con la pirita en profundidad, algo que ya se ha hecho en lagos, es que se procede a un dragado de los sedimentos, con una especie de aspiradora, para extraer lo que está en superficie. Es muy probable que esa forma se pueda aplicar en un área acotada, pero hay que considerar que la marea remueve los sedimentos y es difícil acotar la zona.

-¿Cómo se determina el análisis de riesgo?

-Con un análisis de impacto ecológico, que se obtiene del análisis químico que se hace de cada una de las sustancias involucradas. Si hay un impacto ecológico potencial, hay que analizar si pasa a ser un problema sanitario, se debe definir el área impactada, y las medidas de remediación y restauración.

-¿Quién está a cargo de ese análisis químico?

-La empresa nos encomendó a nosotros realizar análisis, pero además hay dos otras entidades, la intendencia y la gobernación.

-¿Qué consecuencias puede tener para la población humana?

– Si la contaminación por carbón se comprueba que es de sedimento con metales pesados, pueden ser bioacumulados por organismos, es decir, incorporados a su biomasa. Estos organismos menores pueden ser a su vez presa de otros organismos superiores, hasta llegar a los peces, y otros de consumo humano, como las jaibas, erizos, pepinos de mar, piure, las almejas. Si una población humana está expuesta a comer estos productos por un largo período, por ejemplo de 3 meses, puede haber un problema de contaminación por metales pesados. A pesar que la zona por ser de producción industrial tiene baja frecuencia de caza y pesca submarina, es recomendable decretar una veda local.

 

Comments are closed.