Analizarán proyectos que fortalecen la nueva institucionalidad ambiental

Se trata del Servicio Nacional Forestal, que dependerá directamente del Ministerio de Agricultura y contará con las mismas funciones que poseía CONAF y del nuevo Servicio de Biodiversidad y áreas silvestres protegidas y del Sistema Nacional de áreas silvestres protegidas. Senado.cl, 07 de marzo 2011.


Cumpliendo con el compromiso adquirido con el Congreso, el Ejecutivo envío el pasado 26 de enero al Senado estos dos importantes proyectos que crean dos nuevas instituciones públicas: el Servicio Nacional Forestal y el Servicio de Biodiversidad y áreas protegidas.

Estas dos destacadas iniciativas fueron calificadas como urgencia simple y serán tratadas en la Comisión de Agricultura, Medioambiente y Bienes Nacionales unidas y la de Hacienda.

El nuevo Servicio Nacional Forestal será, para todos los efectos legales, el sucesor de la Corporación Nacional Forestal y cumplirá todas las funciones y atribuciones que poseía. La iniciativa fue entregada, vía mensaje, por el Presidente Piñera el pasado 26 de enero, 2011.

La nueva institución, de carácter descentralizada, dependerá del Ministerio de Agricultura y tendrá entre sus principales atribuciones la fiscalización en el cumplimiento de normas sobre bosques y plantaciones forestales; el uso del fuego en zonas rurales; la prevención y el combate de incendios forestales, entre otros.

Asimismo, otra de sus principales funciones corresponderá a la promoción de las políticas públicas sobre el manejo de bosques nativos y plantaciones; y a la elaboración y participación en la ejecución de planes de desarrollo forestal.

Según expresa la normativa legal, el nuevo servicio tendrá por objeto impulsar la preservación, conservación, protección, rehabilitación y aprovechamiento de los recursos forestales y demás recursos naturales renovables que tengan relación directa, complementaria o incidental con el recurso forestal.

En la actualidad, la industria forestal constituye uno de los pilares fundamentales de nuestra economía. Durante la última década el aporte de este sector al producto interno bruto (PIB) ha superado el 3,3%, ubicándolo como segundo sector exportador y el primero en recursos naturales renovables. En el mismo período, esta industria ha exportado productos por montos superiores a los US$ 5.000 millones, anuales representando aproximadamente el 13% del total nacional de retornos anuales por concepto de exportaciones y una cartera de más de 100 mercados en los cinco continentes, entre los cuales destacan países como  Estados Unidos, China y Japón.

El sector forestal también realiza un aporte importante en materia socioeconómica generando cerca de 130 mil empleos directos y casi 300 mil indirectos a partir de actividades relacionadas con la silvicultura, cosechas, industria primaria, secundaria y de servicios, constituyendo así la principal fuente de ingresos para muchas familias de zonas rurales.

Protegiendo la Biodiversidad

Por otro lado, el nuevo Servicio de Biodiversidad y Áreas Silvestres Protegidas, de carácter descentralizado, dependerá del  Ministerio del Medioambiente.

Entre sus esenciales funciones se encuentra administrar el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas y  proponer al Ministerio del Medioambiente planes de recuperación, conservación y gestión de especies clasificadas conforme a lo dispuesto en el artículo 37 de la ley Nº 19.300, entre otras.

Las funciones y atribuciones de este Servicio han sido diseñadas bajo el criterio de explicitar los ámbitos en que se desenvolverá el nuevo órgano, tanto dentro de las áreas silvestres protegidas como fuera de ellas, como órgano técnico operativo y ejecutor de las políticas y normas que establezca el Ministerio del Medioambiente en materia de biodiversidad.

Cabe recordar, que la creación de este Servicio Público especializado en biodiversidad y áreas silvestres protegidas, permite la continuidad a la institucionalidad ambiental aprobada por la ley Nº 20.417. En ella, se estableció la separación de la evaluación ambiental de proyectos y su fiscalización de la generación de políticas y normas ambientales.  Dicha ley incluyó también la necesidad de legislar con el objeto de crear el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas.

El objetivo de este nuevo Servicio Público es proteger la diversidad biológica, preservar la naturaleza y conservar el patrimonio ambiental del país.

En este contexto, el proyecto se concentra en regular las atribuciones propias de conservación que deben corresponder a este Servicio, armonizando las funciones de fomento productivo que se mantienen en manos de los demás servicios con competencias sectoriales sobre los recursos naturales renovables.

El proyecto consagra diversas definiciones que se han considerado relevantes para la aplicación práctica que se deberá dar al presente proyecto en el contexto de la gestión pública sobre la biodiversidad, con un criterio operativo y sin perjuicio de otras definiciones de la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente que resulten aplicables. Así por ejemplo se define biodiversidad y áreas silvestres protegidas, entre otras.


 

Comments are closed.