Diputados PS piden reapertura de Comisión Investigadora de COREMAS por filtraciones de Wikileaks

Los parlamentarios anunciaron que citarán a ministros y a ex ministros mencionados en dichos cables, donde se señala, entre otras cosas, que el ex embajador de EE.UU., Paul Simons, habría hablado con el entonces Ministro de Energía, Marcelo Tokman, quien le "prometió todo su apoyo". Camara.cl, 02 de marzo 2011.


Los diputados del PS Alfonso De Urresti y Marcelo Díaz anunciaron que pedirán la reapertura de la Comisión Especial Investigadora de Resoluciones Coremas sobre Proyectos Energéticos.

Lo anterior, luego de que Wikileaks difundió que la empresa AES Gener realizó una serie de gestiones con el Gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet, para lograr la aprobación de la Central Termoeléctrica Campiche, ubicada en la V Región.

A juicio del diputado Alfonso De Urresti aquí se produjo un “lobby” con la “intervención” de la Embajada de Estados Unidos, que es “inaceptable e irregular”.

El parlamentario PS agregó que “la actual situación corrobora que la Comisión Investigadora sobre el funcionamiento de las COREMAS -que debería votar su informe este jueves- tiene absoluta vigencia”.

“Es por ello que mañana solicitaremos que se reabra esta comisión por los antecedentes que se han aportado y van a tener que comparecer una serie de ministros actuales y ex ministros, que de acuerdo a esta información tuvieron directa intervención en lo que hemos denunciado”, insistió.

En tal sentido, planteó que “los proyectos no se aprueban por su mérito técnico, sino simplemente por una voluntad política de un gobierno extranjero. Es por ello que pediremos la reapertura de la investigación”.

Por su parte, el diputado Díaz subrayó que le parece grave la “intervención de autoridades públicas, para favorecer la aprobación de un proyecto energético”. Agregó que “en su momento señalamos que había un lobby oculto destinado a aprobar el proyecto, al margen de la ley vigente”.

De acuerdo a la información de Wikileaks, el parlamentario cuestionó la participación del actual Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, quien habría sido parte del estudio jurídico que favoreció el lobby para aprobar la Central Termoeléctrica Campiche.

“Esto confirma que la legislación ambiental chilena es de papel, es de mentira”, dijo el diputado Díaz, añadiendo que “confirma que los proyectos energéticos se aprueban con la fuerza del lobby oculto y, a mi juicio, ilegitimo”.

Recalcó que “éste es un fundamento suficiente para que mañana jueves la Cámara no vote el proyecto, sino que se reabra la investigación, para que autoridades de Gobierno, tanto actuales como pasadas, respondan sobre dicha intervención”.

Comments are closed.