“El etiquetado para los productos transgénicos es un tema irrelevante”

Ministro Mañalich sobre indicaciones a proyecto. El titular de Salud asegura que la iniciativa anunciada ayer es “esencial”. El Diario Financiero, 04 de marzo 2011.
Lea noticia relacionada: Delimitarán áreas para transgénicos.


En marco del anuncio del ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, sobre el ingreso al Senado de una serie de indicaciones complementarias a la ley que se discute en el Parlamento sobre la regulación del uso de vegetales genéticamente modificados (VGM), el titular de Salud, Jaime Mañalich, sostuvo que debido a la creciente alza de los alimentos y el hambre que azota al mundo, la iniciativa es esencial para garantizar la alimentación de la población.

Asimismo, calificó de “irrelevante” una posible discusión sobre el etiquetado de los productos transgénicos. “Desde el punto de vista de las prioridades que tiene el Ministerio de Salud, nos parece completamente irrelevante una discusión sobre el etiquetado de productos transgénicos”. Así respondió -en exclusiva para DF- el ministro de Salud, Jaime Mañalich, sobre las discusiones que podría generar en el Congreso el proyecto que normaliza el uso de vegetales genéticamente modificados en el país. Este pretende ampliar la regulación y fiscalización de las cerca de 20 mil hectáreas que se producen de ellos en Chile y que, por un tema legal, no pueden ser comercializados dentro de nuestras fronteras, y que además no contempla una debida rotulación de los productos.

El secretario de Estado señaló, que “el problema de asegurar la alimentación al menor costo posible es la prioridad y no puede haber equívoco en eso”, por lo que aplaude la iniciativa de los parlamentarios que durante el mandato de Michelle Bachelet enviaron el proyecto de ley, que hoy está entrampado en el Parlamento.

Con respecto a las implicancias que traería el proyecto si llegara a ser aprobado, el titular de Salud sostuvo que “somos un mundo hambriento y a pesar de que tengamos en nuestro país tasas de obesidad muy llamativas, debemos garantizar hoy y mañana que los alimentos están disponibles para la gente; al menor costo posible”, por lo que generar producción en masa con la ayuda de intervención y manipulación genética le parece una iniciativa fundamental para combatir el hambre del mundo.

Mañalich explicó que antes de discutir sobre un etiquetado para los productos transgénicos, su cartera se preocuparía por la rotulación de los alimentos que tienen grasas trans o alto contenido de azúcar, “eso sí es relevante”, concluyó.

Una discusión hipócrita 


En la misma línea, el senador Alberto Espina (RN) -uno de los impulsores del proyecto- celebró que “al fin se haya tomado el toro por las astas” y asumió estar cansado de “la discusión hipócrita en la que se ha caído, porque en Chile en todos lados hay transgénicos”.

Asimismo, el diputado Ramón Barros (UDI), presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara, señaló que “esta situación no da para más, no podemos seguir con esta hipocresía (…) si pretendemos ser un país líder en producción agrícola, no podemos evitar la discusión sobre utilización de vegetales genéticamente modificados”.

 

Comments are closed.