Gobierno destina $600 millones para estudiar contaminación en Puchuncaví, Quintero y Concón

"Más que tomas de muestras, lo que se hará es procesar y recopilar toda la información que ya existe y que está separada", informó el seremi de Medio Ambiente.;La Segunda, 09 de marzo 2011.
Lea noticias relacioandas: Escuela La Greda de Puchuncaví será relocalizada por contaminación.
Invitarán a ministros de Salud y Educación a Comisión de Medioambiente ante grave contaminación en escuela de Puchuncaví.
“Este gobierno ha tenido una reacción distinta al de Bachelet en el tema ambiental”.


El Gobierno dispuso un monto de $600 millones para evaluar la situación ambiental en las comunas de Puchuncaví, Quintero y Concón. Ello, tras conocerse un estudio que reveló altos niveles de contaminación por metales pesados en la escuela La Greda, de la primera de esas localidades de la V Región.

El objetivo es hacer una evaluación de “riesgo macrozonal”, en un tiempo estimado de 18 a 24 meses, para luego crear los instrumentos pertinentes que permitan paliar los problemas que se detecten.

El seremi de Medio Ambiente, Hernán Brücher, dijo que “vamos a coordinar el estudio y haremos nuestro aporte desde la parte técnica”.

Las entidades que trabajarán en terreno son la Dirección General de Aguas (aguas continentales), Servicio Agrícola y Ganadero (flora, fauna y aire), Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (aguas marinas y subsuelos marinos), Servicio Nacional de Pesca (flora y fauna marina), Seremi de Salud (salud de las personas) y Seremi de Agricultura (cultivos).

Detalló el seremi que “más que tomas de muestras, lo que se hará es procesar y recopilar toda la información que ya existe —por ejemplo en materia de aire— y que está disgregada. La idea es, con todos esos antecedentes, evaluar el riesgo. Y donde no exista información, tomar las muestras que correspondan”, afirmó.

Industrias dispuestas a ayudar

Ayer se reunieron las autoridades regionales de Salud, Medio Ambiente, Educación y de la Municipalidad de Puchuncaví con la agrupación de industrias para ver la disposición por parte de ellas para hacerse parte de la descontaminación de la comuna, para lo cual se mostraron abiertos para trabajar, eso sí, con los resultados de los estudios en la mano.

En todo caso, en esa ciudad es generalizada la idea de que no puede estar contaminada sólo la escuela. “No hay datos sobre la situación de las casas, pero es imposible pensar que esto ocurra en una escuela y no en la vivienda colindante”, señaló el seremi de salud Jaime Jamett.

Coincide el seremi de Medio Ambiente, Hernán Brücher, quien reconoce que la aprobación de industrias y termoeléctricas en la zona “siempre va a ser un riesgo para una población. El tema es tener controlados y medidos esos riesgos. Para saber cuándo hay peligro para la población y para los recursos naturales”. Aseguró que que para los proyectos que prontamente se materializarán “hay una serie de instrumentos que se les aplicarán. Nos va a permitir limitar las emisiones, contaminación y el establecimiento de industrias”.

Claro que existe la posibilidad de que al menos la escuela La Greda sea relocalizada, incluso porque cuando comience a regir el nuevo plan regulador de Valparaíso, estará ubicada en medio de un parque industrial.

La zona es polo de desarrollo energético

Los vecinos piden que mejor se pare la aprobación de más industrias en su comuna. “Es necesario que se elabore un plan maestro y que estén listos los exámenes de salud que se harán los vecinos, evaluar si el cordón industrial puede seguir creciendo. Es un impacto brutal y perverso a la salud de la zona, declarada saturada desde el 93”, señaló el presidente del Consejo Ecológico, David Inzulza.

Difícil, según señala el seremi de Salud: “El Estado ha definido esta zona como un polo de desarrollo energético y esto es una decisión asumida mucho tiempo antes”. Agregó que las conclusiones de los estudios ahora anunciados, “deberán ser tomadas en cuenta para futuros proyectos”.

Y la diputada por la zona, Andrea Molina (UDI), aseguró que “nos encantaría poner un freno a la instalación de industrias. Pero si cumplen con las normas, ¿cómo se lo impides? Vas contra la ley. Y llamar al Presidente no es la forma ni el camino. Hay una institucionalidad que funciona y no estamos en un gobierno en que el Presidente hace lo que quiera, cuando se le ocurra. Eso genera poca credibilidad”.


 

Comments are closed.