Japón caza sólo 17% de la cuota de ballenas durante temporada 2010-2011

El resultado se debe a la obstaculización de la cacería por parte de grupos ecologistas. La Tercera, 22 de marzo 2011. ;;


En 2008, la revista Foreign Policy incluyó la caza de ballenas dentro de la lista de las causas perdidas por los ambientalistas. Sin embargo, la publicación parece haberse equivocado. La flota de barcos balleneros japoneses, compuesta, entre otros, por el Nisshin Maru y el Yushin Maru, regresaron ayer a los puertos japoneses cargando sólo 170 ballenas minque y dos ballenas aleta, según informó la agencia Kyodo.

Una cantidad pequeña si se considera que el gobierno japonés había autorizado para este período la caza de 935 ballenas minke, 50 ballenas de aleta y 50 ballenas jorobadas. Es decir, lograron cazar sólo el 17% de la cuota autoimpuesta. Este resultado se explicaría por la suspensión de la caza de ballenas decretada por la Agencia Japonesa de Pesca en febrero pasado.

La medida se adoptó debido a la actividad de la organización ecologista Sea Shepherd, la cual desarrolla desde 2005 campañas para obstaculizar la actividad de los barcos japoneses, interceptándolos con sus embarcaciones y lanzándoles frascos con sustancias malolientes, entre otras acciones. Según Marco García, coordinador de redes de Sea Shepherd en Chile, la acción del grupo ambientalista logró salvar la vida de 726 ballenas en la temporada que recién terminó.

Pero la reducción en la caza de ballenas también podría tener una razón económica.

En la actualidad, la Comisión Ballenera Internacional prohíbe la caza de ballenas para su venta y sólo la permite con fines científicos. Aunque Japón asegura que los cetáceos son capturados sólo para investigación científica, lo cierto es que su carne es vendida en el mercado negro japonés, donde el consumo ha caído desde 230 mil toneladas en 1962 a sólo 4.200 toneladas en 2009.

García dice que el precio del kilo de carne de ballena ha caído desde los US$ 500 en 2009 a US$ 300 en 2010. 

Comments are closed.