La radiación en el agua de Tokio duplica el nivel permitido para niños

El límite de yodo en el agua para niños es de 100 bequerelios por litro.;El Gobierno ha encontrado niveles excesivamente altos de radiación en la leche. El Mundo.es, 23 de marzo 2011.
Lea noticias relacionadas: Japoneses pagarán limpieza del desastre.
El OIEA admite que desconoce la fuente de las radiaciones de Fukushima.
Europa creará red satelital que permitirá alertar tsunamis con 30 minutos de anticipación.;;


El alcalde de Tokio ha pedido ‘calma’ y ‘sensatez’ a la población de la capital. El balance de víctimas habla de 9.079 muertos y 12.645 desaparecidos. Un seísmo de magnitud 6 ha tenido lugar esta noche cerca de la central nuclear.

Las autoridades recomiendan que los niños no beban agua del grifo tras detectarse ciertos niveles de radiación en el agua corriente de Tokio. La radiación detectada afecta tanto a la capital japonesa como a cinco distritos suburbanos.

Concretamente, se ha detectado una concentración de yodo de 210 bequerelios por litro en muestras de agua del grifo, cuando el límite fijado por las autoridades japonesas es de 100 bequerelios por litro para bebés. En el caso de los adultos, el límite es de 300 bequerelios por litro, según el Ministerio japonés de Educación y Ciencia.

El pasado sábado, el Gobierno nipón reconoció que se habían detectado indicios de yodo radiactivo en el agua de Tokio y sus alrededores, aunque en niveles por debajo del límite legal.

Un funcionario del Gobierno metropolitano de la capital de Japón subrayó que las autoridades están aconsejando que no se proporcione agua a bebés y niños pequeños, debido a que la radiación detectada supera los límites establecidos para ellos, un dato difundido con anterioridad por la televisión pública NHK.

La recomendación realizada por el Gobierno metropolitano afecta a 23 barrios del centro de la capital y a otros cinco distritos vecinos, Musashino, Machida, Tama, Mitaka e Inagi.

El alcalde de Tokio, Shintaro Ishihara, ha pedido "calma" y "sensatez" a la población de la capital japonesa ante esta recomendación y ha señalado que el consumo de agua del grifo es seguro entre los adultos. Ishihara indicó que las autoridades sanitarias están midiendo la calidad del agua de Tokio de forma constante.

Mientras, los ingenieros siguen luchando para enfriar los reactores de la planta nuclear de Fukushima, seriamente afectada por el terremoto y el posterior tsunami del pasado 11 de marzo, e intentan mantener bajo control la posible contaminación de los alimentos y el agua.

Pese a que este martes se logró hacer llegar cables de energía a los reactores, las tareas tuvieron que ser suspendidas al comprobar que la temperatura del reactor número 1 había alcanzado los 400º C. Además, Hidehiko Nishiyama, portavoz del Consejo de Seguridad Nuclear e Industrial, informó de que en la turbina del reactor 2 se han hallado altos niveles de radiación, hasta los 500 milisievert por hora, lo que está impidiendo continuar con el trabajo.
Contaminación en alimentos

Durante las últimas horas se ha informado de que se ha registrado un incremento en el nivel de radiación en alimentos como la leche o verduras de hoja verde procedentes de las inmediaciones de la planta afectada, según ha reconocido el Gobierno japonés.

El primer ministro nipón, Naoto Kan, pidió a las autoridades de Fukushima que prohíban la distribución y consumo de hasta 11 tipos de verduras de esa provincia, entre ellos espinacas, brócoli, repollo o nabo, como medida de precaución.

El Gobierno ha encontrado asimismo niveles excesivamente altos de radiación en la leche de la vecina provincia de Ibaraki, más al sur. Ante la alarma creada por el temor una contaminación alimentaria, el Ejecutivo ha pedido a seis provincias japonesas que vigilen los niveles de radiación de sus productos agrícolas.

Por su parte, la Administración de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) ha anunciado que el país suspenderá sus importaciones de leche, productos lácteos, frutas y hortalizas procedentes de las prefecturas japonesas de Fukushima, Ibaraki, Tochigi y Gunma, por su radiación.
Nuevo terremoto

Además, los temblores se siguen sucediendo en Japón. Un terremoto de magnitud 6 ha sacudido este miércoles el noreste de Japón, cerca de la central nuclear de Fukushima, sin que se hayan producido daños personales, según informa la Agencia Meteorológica nipona.

Esta es una réplica más de las muchas que se han producido desde el pasado 11 de marzo, cuando un seísmo de nueve grados azotó la costa noreste. Hasta el momento, el balance de víctimas habla de 9.079 muertos y 12.645 desaparecidos.

Comments are closed.