ONU advierte: “La mayoría de los pobres en el mundo son mujeres”

“En todo el mundo las jefas de hogar son las más pobres entre los pobres”, situación que se perpetua en sus hijos e hijas, advirtió la representante de Naciones Unidas durante un seminario en la Cámara de Diputados. La brecha y la discriminación entre mujeres y hombres es también un flagelo que azota a Chile. Radio Universidad de Chile.cl, 08 de marzo 2011.
Lea convocatoria: Mujeres de Chile salen a las calles a exigir derechos en su Día Internacional.


Pese a los avances, aún persiste la discriminación hacia las mujeres en una serie de ámbitos, especialmente laborales y de salarios. La feminización de la pobreza es considera un traslado de este fenómeno cultural al ámbito socio-económico.

Según el programa ONU Fondo de Desarrollo para la Mujeres, la pobreza es más crítica en los grupos femeninos y con efectos más complejos de atender.

Según Rebecca Reichmann Tavares, Directora Regional de ONU Mujeres, “en todo el mundo las mujeres jefas de hogar son las más pobres entre los pobres y las desventajas familiares se trasladan a los hijos y las hijas, quienes continúan en el círculo de la pobreza. La mayoría de los pobres del mundo son mujeres. La brecha entre los hombres y mujeres atrapados en el círculo de la pobreza ha ido aumentando a través de los años. Este proceso se conoce como la feminización de la pobreza”.

Fenómenos como la expansión de trabajo informal, la escasez de créditos, el corte de remesas internacionales, las rebajas en seguridad social y capacitación, intensifican las desigualdades sociales, pero golpean más fuertemente a las mujeres.

Así mismo, estudios alertan que existe un aumento en la pobreza de la población femenina mayor que en la población masculina, por lo que se interpreta la existencia de una relación directa entre pobreza y discriminación de género.

Para Benito Baranda, director social del Hogar de Cristo, para revertir esta situación es necesario, entre otras cosas, “la igualdad educacional desde la temprana infancia para que los niños vayan entendiendo que existe la misma dignidad entre las personas de diferente sexo, que tiene que ser explicitada en actitudes de respeto mutuo. Cambiar la legislación para que  para que pueda favorecer la integración activa de la mujer en la sociedad, generar un espacio donde el hombre se haga responsable de la crianza de los hijos al igual que la mujer, si eso no existe, va a ser muy difícil que las mujeres se integren plenamente a la sociedad”.

Reflexiones que surgieron en el seminario internacional Feminización de la Pobreza realizado en la Cámara de Diputados y que buscaba, además de exponer las aristas de este problema, buscar el respaldo necesario desde el Estado para terminar con la discriminación que afecta a más de la mitad de las personas.

Y aunque reconoció que hay medidas novedosas que pueden ayudar poner fin a este flagelo, la diputada PPD María Antonieta Saá afirmó que “en las políticas públicas de género, para las mujeres, es un campo en el que a nosotros nos queda mucho por caminar”.

El seminario trató sobre políticas públicas, derechos sexuales y reproductivos, trabajo, entre otras materias, y se enmarcó en una serie de actividades que se realizan en el Congreso para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Esta fecha se inspira en 1908, cuando murieron calcinadas 146 trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York, a quienes les lanzaran bombas en el marco de protestas por dignidad en el trabajo, demanda presente hasta el día de hoy.

Comments are closed.