Paralización de Ventanas

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 31 de marzo 2011.


Señor director:
Ayer, la Corte de Apelaciones de Valparaíso acogió dos recursos interpuestos contra la División Ventanas de Co-delco por la grave contaminación en la comuna de Puchuncaví, decretando la paralización de sus faenas, hasta que se garantice que no existe riesgo para la salud, tal como lo exigen los recursos presentados por el Consejo Ecológico de Puchuncaví y los ex trabajadores de Enami.

Sin lugar a dudas, es un respiro a los habitantes del sector, entendiendo la gravedad del hecho que se suscitó la semana pasada cuando una nube tóxica que emanó desde la planta Ventanas provocó la intoxicación de al menos 40 personas del sector La Greda.
Sin embargo, la complejidad de la realidad ambiental o, más bien, de la contaminación a la que se ven expuestos cada día los habitantes de Quintero-Puchuncaví, es mucho más grave, de larga data y responde a decisiones políticas tomadas a espaldas de la ciudadanía y a un ordenamiento político, jurídico e institucional en materia ambiental incapaz de garantizar el principio constitucional de los ciudadanos de “vivir en un ambiente libre de contaminación”.

Todo lo contrario, el sistema ambiental creado en este país, incluida la reciente reforma a la institucionalidad, da pie a que situaciones como ésta sean pan de cada día, condenando a parte de la ciudadanía a asumir los costos sociales, ambientales y en salud del llamado “desarrollo” en beneficio de algunas empresas. ¿Es realmente éste el Chile que queremos construir?

Comments are closed.