Piden al Ejecutivo que tome medidas para prohibir comercialización de peces infectados con virus ISA

El Senado aprobó en forma unánime un proyecto de acuerdo en el que solicita que se adopten una serie de acciones de control sanitario y de salud pública en la salmonicultura. Senado, 08 de marzo 2011.


Decretar la prohibición inmediata de comercialización y consumo de peces de cultivo industrial afectados por brotes de virus ISA, hasta no contar con las evidencias científicas que aseguren su inocuidad, solicitó el Senado, en forma unánime a los Ministerios de Economía, Medio Ambiente y Salud.

Ello, al aprobar un proyecto de acuerdo presentado por los senadores Alejandro Navarro y Pedro Muñoz en el que solicitan la aplicación de una serie de medidas de control sanitario y de salud pública en la salmonicultura.

Entre ellas, plantean "reforzar las acciones normativas y del sistema de fiscalización para el control sanitario de la salmonicultura y el aseguramiento de la inocuidad de dichas producciones de acuicultura industrial".

Asimismo, "iniciar los procedimientos que aseguren, en cumplimiento con los compromisos contraídos como país miembro de la OCDE, los derechos de los chilenos para acceder a alimentos inocuos y seguros al igual que los de los consumidores de los países a los cuales se exportan, estandarizando las normas, metodologías y técnicas, para eliminar cualquiera posibilidad de discriminación al respecto".

El proyecto de acuerdo también plantea presentar esta situación en la próxima reunión del CODEX Alimentarius (FAO-OMS), para que se tomen acciones referidas a la comercialización de productos alimentarios provenientes de brotes masivos de virus, no siendo los salmones el único caso, al existir otros eventos de infecciones virales que afectan a las producciones industriales de animales destinados al consumo humano.

FUNDAMENTOS

Según los autores del texto "el manejo del primer brote de virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA) en la Región de Magallanes, reconocido oficialmente por el Sernapesca el 5 de noviembre de 2010, ha dejado en evidencia una serie de graves incumplimientos a las regulaciones sanitarias, ambientales y de manejo acuícola existentes en el área de Bahía Perales, Provincia de Última Esperanza, y en la ciudad de Punta Arenas, Región de Magallanes y Antártica chilena".

Agregan que existe una sobrepoblación de peces en sus jaulas de cultivo, de lo que es posible inferir que el potencial volumen de salmones en riesgo de ser infectados por el virus ISA correspondería a unos 600.000 Kg. de Salmón del Atlántico.

Señalan que "no existe información sobre el volumen total, tipo de peces afectados (smolt, reproductores o engordas) y el destino final que tendrán estas producciones de congelados de Salmón del Atlántico provenientes de este brote de virus ISA. Tampoco es claro que la planta procesadora de Pesquera Edén sea el único lugar donde se estaría procesando y congelando estos peces infectados".

Los legisladores sostienen que "el Ministerio de Salud debe asegurar que las partidas de salmones que se están procesando para consumo humano no presentan residuos de antibióticos por sobre las normas internacionales".

Asimismo, aseguran que "los chilenos tienen el derecho a saber cuál es el riesgo sanitario existente en el consumo de las partidas de salmones provenientes del brote de virus ISA en Magallanes. Para ello debe conocerse la evaluación de riesgo y la metodología científica y estandarizada que permite al Estado señalar que no existe riesgo al consumir peces de cultivo provenientes de mortalidades provocadas por este agente viral de alto dinamismo".

 

Comments are closed.