Puchuncaví-Quintero sin claridad ambiental

Pese a fuerte presencia industrial. Este amplio sector carece de un estudio profundo que dé cuenta de los niveles actualizados de contaminación en la zona.;El Mercurio de Valparaiso, 06 de marzo 2011.


Pese a que la zona de Puchuncaví-Quintero posee una fuerte presencia industrial, en la cual se cuentan cuatro termoeléctricas, aún no existe un estudio aclare la real situación ambiental que enfrenta ese sector. Un panorama que se suma a la necesidad de actualizar el plan de descontaminación de ambas comunas, considerando que el impulsado en 1992 sólo contempló dos fuentes de emisión, como son Codelco y AES Gener.

El secretario regional ministerial (seremi) de Medio Ambiente, Hernán Bucher, reconoció que "lo que hay son datos duros que han sido obtenidos a lo largo del tiempo, principalmente a través de la Armada y de los programas de vigilancia ambiental de las empresas que ingresaron al SEIA (Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental) en aire y agua, por ejemplo, los monitoreos de aire". Sin embargo, advirtió que "no existe un estudio profundo e integral que contemple análisis conjunto de la información de toda la zona Quintero-Puchuncaví-Concón como macrozona".

Por ello, explicó que esa cartera junto con el Consejo Regional (Core) y su comisión de Ordenamiento Territorial, se encuentran desarrollando las bases para un proyecto FNDR que contempla estudios de riesgos ambientales y salud humana sobre el aire-biota (plantas, animales y otros organismos), napas, aguas subterráneas y superficiales.

Comentó que "lo que se intenta es establecer el efecto real o impacto de los contaminantes atmosféricos sobre el suelo y los eventuales mecanismos de transporte de dichos elementos desde el suelo a las napas, como asimismo el efecto sobre las aguas superficiales terrestres y principalmente marinas y su impacto en los sedimentos marinos y la biota asociada" y postuló que "sabremos si hay riesgo para la salud y ecosistemas, proponiendo los instrumentos de gestión adecuados para los sitios impactados".

MÁS INDUSTRIAS

Consultado sobre si el sector de Puchuncaví-Quintero resiste la instalación de más industrias, el seremi de medioambiente aclaró que "en tanto se dé cumplimiento con la normativa asociada, podrían instalarse más industrias. Pero, cuidado, esto no es carta blanca para planificaciones ambientales agresivas, sino que hay que ver el tipo de industria y el suelo que ocupa".

Argumentó que dentro del marco de instalación de la Nueva Institucionalidad Ambiental existirá una Superintendencia del Medio Ambiente que "será acuciosa y con amplios poderes de fiscalización, incluso establecerá los programas de fiscalización para los demás servicios públicos. Esto es un hito histórico: una autoridad ambiental dispondrá la forma en que se hará la fiscalización a otras autoridades".

Asimismo, advirtió que la normativa ambiental debe ser revisada cada 5 años para ser mejorada, por lo que "la comunidad está en su derecho de exigirlo. Se vienen procesos normativos intensos, sobre todo en materia de aire. Quien quiera ubicarse en la zona deberá ir mejorando sus estándares".

NUEVA NORMATIVA

Explicó que actualmente los instrumentos regulatorios de la zona, en cuanto a aire, se refieren a normas de calidad (que se miden en el ambiente) y de emisión (que se miden en la chimenea). "Existen normas para PM 10 (Material Particulado), SO2 (Dióxido de Azufre), Plomo, Ozono, Arsénico y CO (Monóxido de Carbono), entre otras. Además se encuentra el Plan de Descontaminación para el Complejo Industrial Las Ventanas que tiene restricciones de emisiones para dos megafuentes. También existen normas de emisión para controlar los residuos líquidos", puntualizó.

En todo caso, recordó que en relación al material particulado surge toda una batería normativa que regula el material particulado; esta vez con niveles más acotados y de partículas más finas que responden a instrumentos como la nueva norma de calidad para PM 2.5 y las normas de emisión para termoeléctricas, ambas recientemente firmadas por el Presidente y actualmente en Contraloría.

A ello se suma, precisó, "la norma de fundiciones que está en sus trámites finales. Estas dos últimas se aplican a las principales megafuentes, y los contaminantes que se limitan son responsables de efectos altamente dañinos para la salud humana. Atacamos el material particulado en el ambiente y en su fuente de origen".  

Comments are closed.