Sernapesca acusa a salmonera Acuinova de arriesgar “el estatus sanitario” de la industria

Denuncia del Servicio Nacional de Pesca. Autoridad presentó dos demandas contra la empresa. En una, acusa a la firma de entregar "información estadística no fidedigna" sobre mortalidad de salmones.;El Mercurio, 10 de marzo 2011.
Lea noticia relacionada: Acuinova prepara defensa para tribunales.


"La empresa ha puesto en riesgo el estatus sanitario de la industria acuícola (…), generando una conducta sumamente peligrosa". Esto concluye el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), tras una investigación realizada a la empresa salmonera Acuinova, la que terminó con dos demandas en contra de la firma de capitales españoles ante el Juzgado de Letras de Aysén.

El organismo llevó a la justicia a la salmonera por el último caso detectado de virus ISA, en uno de sus centros en Aysén. Tras una investigación realizada a fines de 2010, la autoridad concluyó, según una de las demandas, que la compañía infringió la normativa al trasladar salmones tipo salad "agónicos" desde su centro productivo Bután 1 hasta una planta de acopio en Puerto Chacabuco, para ser procesados. Esto ocurrió, según la denuncia, el 8 de diciembre, tras una visita de fiscalizadores. Según Sernapesca, lo grave es que Bután 1 estaba en categoría de sospechoso de ISA desde el 19 de agosto de 2010.

"Se trasladaron ejemplares vivos que constituyen la cosecha del centro con mortalidad, lo que demuestra que no hubo ningún cuidado por parte de la empresa tendiente a evitar un riesgo sanitario y, por otra parte, no está permitido el ingreso de mortalidad a un centro de acopio, porque a este tipo de centro sólo pueden ingresar ejemplares en buen estado de salud", reza la demanda, en la cual se hace presente que los peces muertos que provienen de un centro que se encuentra en categoría de sospechoso de ISA, deben ser destinados a una planta reductora o a un vertedero.

En su presentación, el servicio público recalcó que el centro Bután 1 fue declarado en categoría de brote de ISA el 10 de diciembre de 2010. No obstante, destaca que ya el día 5 del mismo mes, el centro presentaba signos en todas las jaulas pobladas atribuibles al virus ISA. En la demanda, la autoridad pidió una multa por $113 millones.

En otra demanda, el Sernapesca acusó a Acuinova de proporcionar "información estadística no fidedigna" en diciembre.

Según la autoridad, tras una auditoría el centro Bután 1 de la salmonera, había declarado como mortalidad 4.836 salmones, lo que no se condice, se afirma, con las ocho mil piezas sacadas del recinto en diciembre de 2010, con destino a la planta de acopio en Puerto Chacabuco.

Para la autoridad, si bien los 4.836 ejemplares pueden parecer una cifra irrelevante, esto tiene un doble transfondo: el primero dice relación con que el centro Bután 1 "estuviera evitando a toda costa que fuera declarado en brote de virus ISA, por lo que hizo el traslado de mortalidades en calidad de recursos vivos, situación sumamente irregular", afirma Sernapesca. El segundo dice relación, según la demanda, con el incumplimiento de la obligación de entregar información fidedigna.  
 
La respuesta de Acuinova

"Tal como lo demostraremos en el proceso, todos los traslados de peces realizados por Acuinova Chile han sido autorizados y visados por Sernapesca, en cuanto a que los peces cumplen las condiciones para ser transportados", señaló Sergio Diez, abogado de la compañía, quien descartó que se hayan embarcado ejemplares muertos como cosecha.

"Me extraña doblemente que el inspector (de Sernapesca), quien a su vez hace de denunciante, habiendo estado presente en el momento de la carga, traslado y descarga, no haya señalado ni dejado constancia de irregularidad alguna", agrega.

 

Comments are closed.