Contaminación paraliza proyecto que recuperaría el humedal de Cachagua

Fundación Kennedy puso fin a trabajos en la zona. Alta presencia de coliformes fecales hace inviable los trabajos de limpieza. Organismo pide que se identifiquen fuentes contaminantes. El Mercurio, 25 de abril 2011.


Desde el año pasado, la Fundación Kennedy trabajaba en la recuperación del humedal Santa Rosa de Cachagua, un proyecto que pretendía limpiar y descontaminar un área de 20 mil metros cuadrados. Sin embargo, el alto grado de coliformes fecales detectados en el sector lo hicieron inviable y obligó a la organización a paralizar su tarea.

Según la fundación, debido al estado en que se encuentran las aguas del humedal, la mayoría de las 23 especies de aves identificadas en el lugar terminaron emigrando. Además, en el área existen 18 especies vegetales, 11 de ellas nativas y una que está en estado de conservación vulnerable (Astraglus amatus).

En agosto de 2010, la Facultad de Ingeniería de la U. de Playa Ancha entregó un primer informe con resultados del análisis de las aguas en el lugar. A partir de esa información se hicieron cuatro muestreos de 14 puntos en los meses siguientes, con el análisis de ocho parámetros, que arrojaron como conclusión un incremento notorio de los contaminantes en el humedal.

Estos altos índices hacen inviable que este sitio, inserto en el área urbana de la comuna de Zapallar, pueda recibir visitas. Ante este hecho, la fundación tuvo que concluir el proyecto sin poder ejecutar todo lo que había planificado.

Además de la limpieza se trabajaba en crear un procedimiento de control para evitar las descargas ilegales de aguas servidas, construir un cerco periférico de 520 m de largo, un mirador elevado y senderos de observación, y realizar actividades de educación ambiental en el lugar.

En una carta dirigida al secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente de Valparaíso, el presidente de la Fundación Kennedy, Peter Kennedy, denunció el "incremento notorio" de coliformes fecales y manifestó la necesidad de que las instituciones fiscalizadoras identifiquen las fuentes de contaminación y busquen una solución al problema.

"Sospechamos, creemos saber de dónde viene la contaminación, pero no puedo decirlo por el momento", aseguró Kennedy. En el lugar podrían existir alcantarillados o pozos sépticos en desuso.

En la carta dirigida a la seremi de Medio Ambiente, el presidente de la Fundación Kennedy afirmó que devolverá a ese ministerio los fondos correspondientes a la construcción del mirador y a los letreros indicativos y paneles informativos.

Pese a ello, Kennedy dijo que la fundación insistirá en recuperar el humedal. Esta semana se analizará un nuevo proyecto y la posibilidad de trabajar con la sanitaria de la Región de Valparaíso, Esval. 

 

Comments are closed.