Central en Puchuncaví sufre traspié en tramitación ambiental

Servicio de Evaluación Ambiental de la V Región sostuvo que proyecto "no cumpliría con la normativa vigente". Iniciativa se vota el 30 de mayo. La Tercera, 20 de mayo 2011.


Al proyecto por US$ 1.081 millones que el gestor de fondos Southern Cross pretende levantar en Puchuncaví se le complicó su tramitación ambiental. Ayer, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Quinta Región emitió el Informe Consolidado de Evaluación (ICE) -último documento necesario para que la iniciativa sea sometida a votación-, donde indicó que el proyecto Río Corrientes, de RC Generación, no había logrado subsanar los "errores, omisiones e inexactitudes durante el proceso de evaluación" y que "no cumpliría con la normativa ambiental vigente" ni con los requisitos para obtener los permiso sectoriales, además de no compensar adecuadamente los impactos derivados de su obra.

La termoeléctrica Río Corrientes entró a trámite ambiental en enero de 2008. El proyecto contempla la construcción de dos unidades de generación en base a carbón, con una capacidad de 350 megawatts cada una. La empresa ha defendido el proyecto argumentando que sus emisiones equivalen a menos del 2,5% de las emisiones totales de la zona y que considera la última tecnología a nivel mundial.

El principal cuestionamiento de los servicios se relaciona con la acreditación del plan de compensación de emisiones de SO2 y material particulado (PM 10) alcanzado con Codelco, las que a juicio de los organismos ya estarían comprometidas para una iniciativa anterior, haciendo difícil su monitoreo. Según los organismos, la instalación de Río Corrientes llevaría nuevamente a la zona a la saturación de emisiones, especialmente en los sectores de La Greda y Los Maitenes. Asimismo, señalan, RC Generación no habría logrado acreditar cómo se haría cargo de los impactos ambientales de su instalación en la zona de Puchuncaví-Ventanas.

Raúl Celis, intendente de Valparaíso, señaló que en el informe dado a conocer, "el SEA emite su recomendación de calificación ambiental, y sobre la base de ésta la comisión, que yo presido, emite su opinión sobre si cumple o no con los requerimientos ambientales".

El lunes, la autoridad dijo que los servicios evaluaban someter el proyecto a una nueva ronda de consultas, lo que finalmente fue descartado. Río Corrientes fue sometido con anterioridad a tres procesos de consulta.

Magdalena Prieto, directora del SEA de Valparaíso, indicó que se desechó esta opción dado el extenso plazo de tramitación que ha tenido la iniciativa. "Un cuarto Icsara no hubiera dado tiempo a los servicios para hacer una evaluación adecuada", dijo.

De los 20 servicios que evaluaron el proyecto, cinco se declararon conformes y el resto presentó inconformidad u observaciones. El proyecto se someterá a la votación del Comité de Evaluación el 30 de mayo.  

 

Comments are closed.