Comunidad de Puchuncaví rechaza apoyo de Codelco a nueva central termoeléctrica

Alcalde de Puchuncaví encabezó una marcha que llegó hasta el frontis de la planta en Ventanas para protestar en contra del apoyo al proyecto Río Corrientes. La Tercera, 11 de mayo 2011.


"Codelco-Corrientes, socios de la muerte", "arsénico y carbón el legado de la educación" gritaban los más de 200 vecinos de Puchuncaví y Quintero que con pancartas y dos ataúdes incendiados frente a la División Ventanas, repudiaron el acuerdo que la estatal selló con Southern Cross para el proyecto de instalación instalar una nueva central termoeléctrica a carbón, con dos unidades de 350MW, a sólo mil metros de la Escuela La Greda. Con ésta serían 9 las unidades de este tipo en el área.

Juan Manuel Jaña, director de asuntos públicos de Codelco Ventanas dijo a La Tercera que "la comunidad está en su derecho de manifestarse ante eventos que consideran que los puede afectar en su calidad de vida".

En cuanto al proyecto Río Corrientes, el ejecutivo reconoció que hubo un acuerdo con la empresa Southern Cross pero precisó que "no hemos hecho ninguna transacción económica. Lo que hicimos es una reducción permanente de las emisiones de SO2 (anhidrido sulforoso), por tanto, a través de eso Río Corrientes -que nada tiene que ver con Codelco- presentó su proyecto eléctrico", precisó.

La estatal redujo sus emisiones de anhídrido sulforoso (SO2) cediendo así espacio para el ingreso de una nueva fuente de emisiones en una zona declarada saturada para SO2 y PM10 (material particulado) desde 1992. Con este acuerdo sellado en enero entre ambas empresas se destraba la tramitación ambiental de la central de Southern Cross, que el 29 de abril reingresó al sistema de evaluación ambiental de la V Región y será votada antes de junio.

La marcha de una hora y donde a ratos hubo cortes de tránsito en la ruta F30E bajo fuerte resguardo policial, fue liderada por los alcaldes de Puchuncaví y Quintero, Agustín Valencia y José Varas. Los ediles entregaron una carta a Codelco donde la comunidad repudia lo que calificaron como "negociación", y declararon a Codelco "mal vecino". "Realizaremos todas las acciones, en nuestra manos, para detener tan injusta situación", dijo el alcalde Valencia. Su par de Quintero añadió que aquí "se vende los pulmones de la gente".

Comments are closed.