Conaf propone duplicar reserva de la biosfera Torres del Paine

Incluiría a Puerto Natales y Cerro Castillo para cumplir propuesta de la Unesco. La Tercera, 07 de mayo de 2011


La primera expedición turística a Torres del Paine fue en 1879, cuando aún no era un parque nacional. Hoy recibe a unos 170 mil turistas al año y se ha posicionado como uno de los destinos más visitados del país.

Hace 33 años, este parque, ubicado a 150 kilómetros de Puerto Natales, fue declarado reserva de la biosfera por la Unesco. Pero los criterios para ostentar este reconocimiento internacional han ido variando. Actualmente, sólo cuatro de las nueve reservas de la biosfera que existen en Chile cumplen con ellos.

Por eso, Conaf está impulsando ampliar en más del doble la zona del parque magallánico declarada con este estatus: de las 244 mil hectáreas que hoy abarca la reserva de la biosfera, se quiere crecer a más de 760 mil.

De esta forma, se incluiría también a Puerto Natales, Cerro Castillo y la Cueva del Milodón (ver infografía), lo que implica que afectaría a terrenos privados.

Sello verde

El miércoles 27 de abril se realizó la segunda reunión entre autoridades de la zona y personal de Conaf, para informar y analizar la propuesta.

El jefe provincial de Conaf Ultima Esperanza, Patricio Salinas, explicó que, según los nuevos lineamientos de la Unesco para cumplir con los requisitos necesarios para una reserva de la biosfera, es necesario considerar tres áreas. La primera es un núcleo, que es la zona de conservación, protegida por ley y que es lo que existe actualmente. Otra sería un área de amortiguación -o tampón- y una tercera delimitaría una zona de transición, donde se ubican los asentamientos humanos. Estas últimas son las que quieren agregar.

"Allí se pueden realizar actividades complementarias a la conservación y también otras de tipo productivo, que puedan permitir un desarrollo global de este territorio", asegura el coordinador de la reserva de la biosfera Torres del Paine.

Este cambio, que es recomendado por la Unesco, pero que no es obligatorio para mantener el reconocimiento, impulsaría una serie de beneficios para la zona. Así lo detalla Salinas, que asegura que permitiría generar una marca de identidad para los productos o servicios de la zona y promovería la adopción de buenas prácticas, acuerdos de producción limpia, procesos de certificación y la aplicación de otros instrumentos para impulsar la sustentabilidad del territorio, así como la investigación y la cooperación internacional.

Para el coordinador nacional de reservas de la biosfera en Chile, Pedro Araya, la importancia de esta ampliación es "lograr un uso integrado del territorio, armonía y no barreras, para que así haya integración de las funciones de la zona referentes a conservación".

Las dudas

El plan original de Conaf era enviar, en septiembre de este año, el plan de ampliación a la Unesco para que lo evaluaran. Pero decidieron posponerlo un año, porque hay dudas entre los pobladores y ganaderos de la zona, que no tienen claro si el nuevo estatus de sus terrenos podría jugarles en contra en sus actividades productivas, ya que temen que haya cambios legales. Pero Salinas asegura que "no será así. Solamente se crea un compromiso de gestionar que las actividades que se hagan en este territorio tengan ciertas características diferentes, como propiciar actividades más apegadas a la conservación".

En opinión del alcalde de Puerto Natales, Fernando Paredes, "esto me parece como un regalo y veo sólo externalidades positivas para la ciudad".

Comments are closed.