Estándares globales para la salmonicultura ingresan en la etapa final

Ayer comenzó la etapa final del proceso de creación de los estándares globales para el cultivo de salmón, cuando el Diálogo para el Cultivo de Salmón dio inicio al último periodo de comentarios públicos para el documento preliminar. FIS Chile, 17 de mayo de 2011.


Los estándares finales abordarán los principales impactos ambientales y sociales negativos asociados con la salmonicultura y permitirán la viabilidad económica de la industria, que produce más del 60% del salmón que se consume hoy en todo el mundo. Otros de los impactos que tendrán en cuenta son la contaminación del agua, el abastecimiento de los ingredientes para los piensos, la transmisión de enfermedades entre el salmón cultivado y la población silvestre, y cuestiones laborales en las granjas.
“Se necesita una transparencia continua y la participación del amplio espectro de miembros de la industria salmonicultora, que incluye a minoristas, productores y científicos, para garantizar que los estándares finales sean sólidos”, dijo Petter Arnesen, de Marine Harvest, que es miembro del comité directivo del Diálogo.

Las opiniones recibidas durante los 30 días del periodo de comentarios públicos serán tenidas en cuenta por los nueve miembros del comité directivo del Diálogo para finalizar los estándares en el tercer trimestre de 2011.

En el proceso de desarrollo de los estándares participaron más de 500 acuicultores, conservacionistas, funcionarios gubernamentales, académicos y otras partes interesadas.

“Ya logramos un gran avance con las 400 páginas de aportes recibidos durante el primer periodo de comentarios públicos realizado el año pasado”, señaló Katherine Bostick, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que coordina el Diálogo.

Se hicieron cambios significativos a los estándares propuestos a partir de los comentarios públicos recibidos para el borrador inicial. Algunas de las modificaciones ponen más énfasis en la minimización del uso de pesticidas, en la clarificación de los estándares relacionados con el abastecimiento responsable de ingredientes para piensos y en los requisitos para solucionar los efectos negativos de la producción de smolts.

Además, los estándares revisados buscan proteger los peces silvestres de las enfermedades y los parásitos originados en las granjas, por lo que requieren que estos centros operen en un área bajo un sistema de administración, que controlen la población silvestre y que incorporen los resultados del control de la población silvestre en su gestión.

Para fomentar la transparencia, los estándares requieren que se revelen al público los datos sobre el control del piojo de mar en las granjas y en el medio natural.

"Ningún otro estándar voluntario del salmón permite tal avance en la industria”, resaltó Bostick.

Los estándares del Diálogo serán entregados al Consejo de Administración Acuícola (ASC) para su administración, cuando esta entidad comience a operar a finales de este año. El WWF colabora en la creación del ASC, que será responsable de trabajar con entidades independientes para certificar las granjas que cumplen con los estándares desarrollados por los participantes de los ocho Diálogos para la Acuicultura.

El comité directivo que administra el Diálogo del Salmón incluye a representantes de la Alianza para la Industria Acuícola Canadiense, la Alianza Costera para la Reforma Acuícola, la Fundación Terram, Marine Harvest, la Federación Noruega de Productos del Mar,  Pew Environment Group, SalmonChile, Skretting y el WWF.

El comité insta a los miembros del sector a que aporten opiniones constructivas sobre el documento, que se mantiene como un borrador de trabajo.

 

Comments are closed.