Falla en el modelo predictivo aumenta polémica por mala calidad del aire

Expertos aseguran que "no hay que esperar una emergencia para tener mecanismos preventivos". Es la Intendencia Metropolitana la que decreta las contingencias ambientales, sobre la base de la información que entrega este modelo, a partir de variables como las condiciones de ventilación de la cuenca de Santiago. Esta última, propocionada por la Dirección Meteorológica. Sin embargo, este hilo conductor no ha funcionado como corresponde. Portal Cambio21 01 de junio de 2011. (www.cambio21.cl)


Hace 15 años que el modelo de pronóstico de la calidad del aire, Cassmassi,  se utiliza en Chile para determinar los episodios de alerta y emergencia ambiental. Basada en esa herramienta, en los últimos días la autoridad metropolitana decretó tres alertas ambientales. Sin embargo, en dos ocasiones no se adoptó la medida por errores en el modelo predictivo. Ante ello , los expertos aseguran que es tiempo de cambiar el sistema de pronóstico y avisarle con anticipación a la ciudadanía cuando las condiciones de ventilación no son las mejores.

"Hoy en día, después de 15 años, el modelo de pronóstico es malo. El sistema de pronóstico es deficitario, tenemos que cambiar las prácticas. Ya sabemos que no es posible predecir o pronosticar la calidad del aire en función de un modelo que es unidimensional, cuando la complejidad es multidimensional", explicó Marcos Ballesteros, experto en medio ambiente. 

Además, el profesional recomienda constituir un panel de expertos "que, sobre la base del pronóstico, incorpore nuevos elementos, tanto cualitativos como cuantitativos, que permitan predecir una mejor calidad del aire y prevenir a la población para que tengan una mejor calidad de vida".

Por su parte desde la fundación Terram sostienen que "una de las mejores soluciones es la coordinación entre las autoridades".

En conversación con Cambio21 la Coordinadora del programa ambiental de la institución, Paola Vasconi, sostuvo que "centrar la discusión en el modelo predictivo no es lo importante, son otros puntos que están deteniendo los avances para descontaminar Santiago, no basta con tener un plan de descontaminación cuando la contaminación está, esto hay que empezarlo en abril cuando aún hay tiempo".

Además, sentenció que "si se quiere criticar el modelo, debiese existir primero una permanente actualización del sistema, que por eso no funciona". Vasconi agregó que actualmente el Ejecutivo cuenta con las condiciones de hacer cambios en esta materia. "El gobierno tiene que tomar la iniciativa para cambiar el modelo de pronóstico y mejorar las predicciones, que después de 15 años no son buenas, por el contrario, llegan siempre atrasados en 8, 12 o 24 horas a anunciar la medida". 

El cambio no es la solución 

Para algunos el modelo predictor es el principal responsable, en cambio para otros no lo es. Así piensa el director del Centro Nacional del Medio Ambiente (Cenma) de la Universidad de Chile, Eugenio Figueroa, quien indicó que no puede culparse al modelo predictivo por los niveles de contaminación, pues estos no dependen de la previsión de los episodios críticos de la calidad del aire.

"Podemos tener el mejor pronóstico del mundo y no va a mejorar la contaminación en Santiago. Podremos mejorar un poco la predicción y manejo de los episodios, pero eso no significa hacerlo respecto a las condiciones de contaminación en la capital", afirmó. 

Figueroa salió en defensa de la idoneidad del modelo predictivo, considerando que "el pronóstico que se hace está dentro de los mejores a nivel internacional. De modo que quien critique el pronóstico porque se equivocó, es porque sencillamente no sabe lo que es un pronóstico".

Por su parte, el director del Centro de Investigación del Medioambiente y Biomedicina de la Universidad de Chile, Manuel Oyarzún, plantea que entre las políticas que pudieran paliar la contaminación está el fomento del uso de energías limpias y automóviles eléctricos y el reemplazo de la calefacción a leña, aunque con subsidios en este último caso, ya que "habría que solventar que la gente se pudiera calefaccionar de otra manera y con el valor de los combustibles se advierte un problema de costo/beneficio".

Comments are closed.