Grupo Alerta Isla Riesco expuso problemas ambientales que provocaría Mina Invierno

Representantes del grupo ambientalista criticaron la aprobación del proyecto minero desarrollado por la empresa Mina Invierno S.A., el cual según señalaron provocaría un tremendo impacto en la fauna y flora de Isla Riesco, ubicada en la Región de Magallanes. Camara.cl, 20 de mayo 2011.


El proyecto Mina Invierno de la chilena Minera Isla Riesco, está valorado en US$180 millones y comprende una operación a cielo abierto que producirá una gran cantidad de carbón durante 12 años.

Ana Pilar Stipicic, del Grupo Alerta Riesco, explicó en la sesión que el proyecto va a tener un enorme impacto medioambiental, “por eso estamos acá porque el proyecto en sí nos parece una locura, entendiendo que el método que se va a utilizar que es la minería a cielo abierto, grandes extensiones de tierra serán arrasadas y se va a sacar el peor carbón que se puede quemar”.

Stipicic criticó también el proceso de aprobación del proyecto, ya que según sostuvo, “el proyecto mismo es un muy mal proyecto, está lleno de errores, errores en el modelo de dispersión de contaminantes, desde los vientos, desde no analizar los posibles impactos en las estancias ganaderas -estando algunas de ellas a 2 kilómetros del hoyo minero de 1500 hectáreas y 180 metros de profundidad- y de no analizar los impactos que va a haber en el mar”.

“Son 5 minas a cielo abierto que se pretenden hacer en Isla Riesco y una sola mina va a arrasar con 1500 mil hectáreas y el hoyo es de 500 hectáreas de extensión, es decir, 75 estadios nacionales con toda su dimensión, por lo que hay que secar lagunas, cortar bosques, son tantos los impactos y uno entiende que el negocio es bueno para unos pocos pero al final que hay en la balanza, el bien común, el bien de Chile, el patrimonio natural, el que salga adelante la Región de Magallanes o un buen negocio para unos pocos”, agregó.

Asimismo, indicó la idea de asistir a la Comisión de Recursos Naturales y Medioambiente es que ésta, asumiendo su rol fiscalizador, “mire lo que fue nuestro proceso de evaluación ambiental, que miren las observaciones que le hicieron servicios tan importantes como la CONAF, siendo que se van a cortar 400 hectáreas de bosque nativo en donde hay huemules y especies en peligros en extinción”.

Sobre este tema, el diputado Patricio Vallespín (DC), señaló que el proyecto es preocupante y “demuestra que hay un tema ahí ya que no está clara la definición de por qué se han aprobado estos proyectos. Son 5 minas de las cuales cada una ocupa 1500 hectáreas, con una intervención gigantesca en la naturaleza, con una mala estimación de la velocidad del viento, con toda una situación irregular de aprobación de algunas materias donde habían existido posiciones iniciales que después se modifican sin constatar fundamentos adecuados para aquello”.

El parlamentario añadió que en ese sentido “nosotros aplicando nuestra capacidad fiscalizadora de manera transversal aprobamos la solicitud de antecedentes que son básicamente 3, por una parte, el informe final de cada uno de los servicios que aprobaron el proyecto con la historia de las observaciones que se hicieron a la empresa y si éstas fueron efectivamente bien respondidas, cómo estimaron la situación de dispersión de los contaminantes con cálculos de datos inadecuados y que el sistema de impacto ambiental también nos responda por qué algunas instituciones, que deben haber participado en la evaluación no lo hicieron”.

Por último la diputada Andrea Molina (UDI), presidenta de la Comisión, concordó en que se solicitará información respecto a esta mina. “Yo creo que es importantísimo haber tenido a estos invitados hoy día en la comisión, haberlos escuchado y a partir de ello vamos a ver qué acciones vamos a tomar”, concluyó.

 

Comments are closed.