HidroAysén marca discurso de Piñera y se convierte en el momento más tenso del 21 de mayo

El Mandatario defendió la política energética del gobierno y la construcción de centrales hidroeléctricas. En este contexto destacó que ahora existen mayores exigencias ambientales que en los gobiernos de la Concertación. De paso llamó a instaurar una mesa de diálogo para tratar este tipo de materias. Lanacion.cl, 22 de mayo 2011.
Lea noticias relacionadas: Hidroaysén opaca el discurso Presidencial y Golborne adelanta su regreso debido a críticas.
Incidentes entre diputados por exhibición de lienzo contra Hidroaysén.
En septiembre entregarán informe sobre “carretera eléctrica pública”.


Fue hacia el final de su extensa cuenta pública ante el Congreso Pleno que el Presidente Sebastián Piñera, realizó una férrea defensa de la política energética de su gobierno en medio del intenso rechazo ciudadano y político al proyecto HidroAysén, aprobado hace dos semanas.

Fue el momento más tenso de la jornada, marcada por varios incidentes al interior del Congreso. Esto porque cuando el mandatario hacía referencias al tema, a su derecha en tercera fila, los diputados Juan Luis Castro (PS); Patricio Vallespín (DC); Alfonso de Urresti (PS); Lautaro Carmona (PC) y Rodrigo González (PPD) se pararon de sus asientos sosteniendo un lienzo amarrillo con la leyenda “Patagonia sin represas”.

Tras unos segundos el presidente del Senado, Guido Girardi, le solicitó a los parlamentarios bajar el cartel. Dada la molestia que provocó el hecho en las bancadas del oficialismo, el diputado RN Nicolás Monckeberg, les quitó el paño.

Sin embargo el impasse no terminó ahí, ya que justo cuando Piñera criticaba de manera velada las bajas exigencias ambientales que habrían propiciado los gobiernos de la Concertación, los mismos diputados sacaron otro cartel con la misma leyenda.

Gritos, insultos y un amague de pugilato, que protagonizaron los diputados RN Alberto Cardemil y Joaquín Godoy al tratar de arrebatar el lienzo, completaron la escena.

Y es que las palabras de Piñera no dejaron indiferente a nadie.

DEFENSA DE LA GENERACIÓN HIDROELÉCTRICA

En la semana ya había trascendido que el tema energético iba a ser parte del discurso del Presidente. El principal eje sería la entrega de “razones de peso” para defender la idea de que la energía hidráulica es indispensable para el desarrollo energético y económico de un país que necesita, sí o sí, duplicar su capacidad de generación.

Por esto, en primer término, el Jefe de Estado hizo hincapié en que este tipo de energía es barata y limpia en comparación con las dificultades de implementar las energías limpias y renovables: “decir que en estas energías se encuentra toda la solución a nuestro problema es una utopía que induce a engaño a los chilenos”, dijo.

“Por lo tanto, añadió, no podemos renunciar a los proyectos hidroeléctricos y termoeléctricos”.

En este contexto, y aunque sin nombrar directamente al HidroAysén, indicó que “sabemos que la aprobación de nuevas centrales y líneas de transmisión genera apasionadas controversias. El camino fácil sería aplazar las decisiones y dejarle el problema al próximo gobierno (…) ¡Tengo muy clara mi responsabilidad con el medioambiente, pero también tengo muy clara mi responsabilidad con el país!”.

MESA DE DIÁLOGO

“El gobierno ha escuchado el debate, y lo considera necesario”. Con estas palabras Piñera abordó la polémica por HidroAysén y por esto anunció una mesa de diálogo con todos los sectores políticos y ciudadanos para concordar una política de Estado en tono a la materia.

Ésta va a normar y regular mejor “temas como la construcción de megalíneas de transmisión, la interconexión entre el sistema del norte grande y del centro del país para generar un gran sistema nacional interconectado”.

CRÍTICAS A LA CONCERTACIÓN

Uno de los puntos álgidos de esta parte de la alocución fue cuando el Gobernante criticó veladamente la adopción, en los gobiernos de la Concertación, de energías más contaminantes.

“Teniendo acceso a la generación hídrica, en los últimos 15 años se han aprobado 106 plantas termoeléctricas, la mayoría de ellas a carbón o petróleo, con mayores índices de contaminación y sin los debidos resguardos ambientales. Basta ver lo que está ocurriendo hoy en Ventanas o Mejillones”, dijo.

Así, y siguiendo otra de las líneas argumentativas expresadas desde la aprobación de HidroAysén, destacó el endurecimiento durante el año pasado de las normativas ambientales en materia de emisiones de plantas termoeléctricas y de calidad de aire, siguiendo los estándares de los países más desarrollados. La reforma también alcanza, destacó, para las emisiones de chimeneas industriales, fuentes móviles y estufas a leña.

“Para decirlo de otra forma clara: si hubiéramos tenido estas normas en nuestro país, no tendríamos dramas como Tocopilla, Puchuncaví- Ventanas, Coronel, Talcahuano y Mejillones”.

Comments are closed.