Iglesia llamó a diálogo serio e informado frente a HidroAysén

A través de la conferencia episcopal emitió declaración. “El progreso es sostenible o no es progreso”, dijo. El Diario Financiero, 19 de mayo 2011. Lea la carta del Episcopado AQUI.


El vocero del Comité Permanente Conferencia Episcopal (CECh), Jaime Coiro, dio a conocer ayer la postura de la Iglesia frente al debate por HidroAysén.

“Una decisión basada sólo en intereses económicos es éticamente inaceptable y deplorable, porque constituye una mezquina burla de la sociedad”, consignaba el texto y agregaba que una respuesta humanizadora al desafío energético requiere “estimular un diálogo serio, abierto e informado, evitando posturas confrontacionales, procurando un sano discernimiento para la acción”.

La declaración afirmaba que “el progreso, o es sostenible o no es progreso”, por lo que la Iglesia no concibe el desarrollo sin considerar la sostenibilidad medioambiental.

Consignó que “el derecho al agua y a un medio ambiente no contaminado son reconocidos como derechos humanos fundamentales, que brotan de la dignidad de las personas, fruto de su condición de hijos e hijas de Dios”.

La CECh explicó que el dilema que presenta un proyecto energético es cómo compatibilizar el respeto por el medio ambiente con la creciente demanda por la energía. “Este dilema es fundamentalmente ético, porque implica decisiones que afectan, a corto y largo plazo, la calidad de vida de todo un país”.

Línea de transmisión


En otro tema, el vicepresidente Ejecutivo de HidroAysén, Daniel Fernández señaló durante una exposición en la Universidad San Sebastián que en diciembre presentarán el Estudio de Impacto Ambiental de la línea de transmisión del proyecto y confirmó que en julio realizarán el proceso de consulta para recibir observaciones de la comunidad.

Comments are closed.