Intendencia Metropolitana decreta para hoy la segunda preemergencia en tres días

Quilicura y Cerro Navia exhibían anoche índices de calidad del aire de 280 y 229, considerados malos.;La segunda preemergencia ambiental del año decretó para hoy la Intendencia Metropolitana, debido al empeoramiento de las condiciones de ventilación en la capital. La Tercera, 01 de junio 2011.
Lea noticias relacionadas: Mañalich abre disputa en el gabinete al insistir con restricción a catalíticos.
Descoordinación en el gobierno por restricción a catalíticos.


Esto, a sólo tres días de que se determinara la primera preemergencia ambiental del año el domingo pasado y dos alertas ambientales los días lunes y martes.

La medida que rige hoy implica que la restricción vehicular se extiende a los vehículos con sello verde o catalíticos, cuyas patentes terminan en los dígitos 3 y 4. Asimismo, se determina la prohibición de circular a los vehículos no catalíticos o sin sello verde, cuyas patentes terminen en los dígitos 1-2-3-4-5 y 6. Esta medida rige desde las 7.30 hasta las 21.00, en toda la Provincia de Santiago, además de Puente Alto y San Bernardo.

Del mismo modo, se establece el cese en su funcionamiento de 841 fuentes fijas industriales, equivalentes a 500 empresas; la prohibición de realizar actividad deportiva al aire libre y ocupar estufas a leña o biomasa, independiente de si cuentan o no con sistema de doble cámara de combustión.

Tal como auguró la Intendencia, en lo que va de la semana se han registrado niveles críticos en la calidad del aire y las condiciones de ventilación de la cuenca.

Anoche, de las 11 estaciones de monitoreo que hay en Santiago, Cerro Navia y Quilicura marcaban niveles malos en sus Indices de Calidad del Aire Referido a Partículas, Icap, con 229 y 280, respectivamente. Sobre 500 es considerado peligroso.

Críticas al modelo

La situación actual preocupa a las autoridades. Así lo hizo ver la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Andrea Molina (UDI), quien apuntó al modelo predictivo -sistema de medición de la calidad del aire mediante estaciones de monitoreo- que existe actualmente y el que, a su juicio, "lamentablemente, como muchas veces, sigue siendo deplorable. No cumple con las expectativas y las necesidades de la población".

El diputado y miembro de la Comisión de Medio Ambiente Patricio Vallespín (DC), en tanto, valoró la decisión de la autoridad de decretar preemergencia para hoy, recordando las dos ocasiones anteriores en que la autoridad no decretó alerta teniendo datos para hacerlo.

El parlamentario sostuvo que, en este caso, el modelo predictivo no estaría identificando de forma adecuada los niveles de partículas contaminantes.

"La hora en la cual se está evaluando si se aplica o no la medida restrictiva está siendo inoportuna. Hay que cambiar los tiempos en que se evalúa y se decide. El comportamiento de la masa contaminante se ha ido modificando en el tiempo y el modelo no estaría dando cuenta de eso y hay que mejorarlo".  
 
Leña aporta el 49% de emisiones invernales más pequeñas y dañinas

Una semana marcada por episodios críticos ha vivido la Región Metropolitana y un actor que, según estudios del director del Centro de Sustentabilidad de la U. Andrés Bello, Marcelo Mena, tiene un rol protagónico en emisiones contaminantes de Santiago en invierno, es la leña.

Los datos arrojan que la combustión de leña produce hasta 49% del material particulado fino (PM 2,5), que contamina la capital en julio. Es el componente más pequeño del material particulado respirable y más dañino.

"Nos dimos cuenta de que los episodios críticos están relacionados con la estacionalidad y de qué tan frío está", dice Mena. "La correlación entre grado/día, el uso de la calefacción y la contaminación atmosférica es estrecha. El PM 2,5 mensual de los últimos 10 años está altamente relacionado con qué tan helado está".

Según sus conclusiones, los primeros meses del año (ver infografía) la leña casi no tiene injerencia. Pero al avanzar hacia el invierno, se va convirtiendo en actor protagónico. Por eso, recalca, la importancia de dar estacionalidad a la contaminación, "es darse cuenta de cuáles son los principales contribuyentes a las emisiones".

El profesor del Departamento de Ingeniería Química y de Bioprocesos de la UC Héctor Jorquera está de acuerdo. De hecho, asegura que "realicé un estudio preliminar que arrojaba que entre 20% y 25% de las emisiones anuales de PM 2,5 en el sector oriente y céntrico se debían a la leña".

Según un estudio encargado por la ex Conama en 2007, en esa época existían unos 60 mil calefactores a leña y se preveía que para 2010 este mercado llegara a las 94 mil estufas en Santiago.

Comments are closed.