¿Radiografía verde al Congreso?

Columna de opinión de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en blog La Tercera el 29 de abril de 2011. Vea blog AQUÍ.


Sin lugar a dudas, año a año, la temática ambiental en nuestro país ha ido cobrando mayor relevancia en la agenda pública. Como consecuencia, ciudadanas y ciudadanos cada vez más demandan que las autoridades políticas –tanto a nivel local, regional como nacional- y sus representantes en los diferentes poderes del Estado tengan un comportamiento en materia ambiental que responda a las necesidades de Chile de proteger sus recursos naturales y el patrimonio ambiental nacional, así como el derecho constitucional de chilenas y chilenos a vivir en un ambiente libre de contaminación. No obstante, se hace difícil para el común de los ciudadanos el poder evaluar en su real dimensión el comportamiento que tienen autoridades y representantes en el tema ambiental, pues se cuenta con muy poca información para ello.

Cubrir parte de las necesidades de información que tiene la ciudadanía sobre el actuar de las autoridades y representantes es la apuesta del Grupo Asesor del Medio Ambiente de la Universidad Católica (GAMA-UC) -un consejo compuesto por 11 académicos especialistas en este tema de siete facultades y dirigido por la cientista política Francisca Reyes- quienes a través de la iniciativa “Votaciones Ambientales” intentan evaluar el comportamiento en materia ambiental que desde el 2006 en cada legislatura tienen nuestros diputados y senadores en el Parlamento, a través de sus votaciones en las llamadas leyes de “relevancia ambiental”. Iniciativa de indudable valor, pues como ya mencionamos la actual realidad ambiental, tanto a nivel local, regional y nacional, hace necesario que los ciudadanos conozcamos cuál es el actuar de nuestros representantes en el Congreso en esta materia y las implicancias que para el país y la vida de todos los chilenos tiene cada uno de sus votos.

Sin embargo, desde la labor desempeñada por Terram –Organización sin fines de lucro dedicada al análisis, crítica y propuesta de políticas públicas en materia ambiental- y dada nuestra experiencia en el seguimiento de distintos proyectos de ley de “relevancia ambiental” en el Parlamento, me permito cuestionar la metodología empleada por este grupo de académicos para valorar de manera veraz la preocupación que cada uno de los parlamentarios le da al tema ambiental, pues según nuestra experiencia los resultados de este informe no dan cuenta de ello.

Mi principal cuestionamiento apunta a que la metodología empleada por GAMA-UC simplifica el análisis, haciendo sólo una revisión formal del voto a favor, en contra o abstención que cada parlamentario emite sobre una iniciativa que este grupo de académicos previamente definió –no conozco los criterios- que tenía un impacto positivo, negativo o neutro sobre el medioambiente, y no da cuenta de la complejidad que hay detrás de cada votación, ni hace referencia al fundamento de ese voto. Lo que en la práctica significa que el método empleado no da cuenta, ni de los temas fondo del proyecto de Ley tratado y del por qué del voto, impidiendo valorar a ciencia cierta la importancia que para cada parlamentario representa el tema ambiental.

Por ello y desde nuestra perspectiva, a pesar de considerar importantísima la intención que hay detrás de esta iniciativa en materia de transparentar el accionar de diputados y senadores en el Congreso, estamos en condiciones de señalar que ella no permite evaluar de manera certera el desempeño ambiental de cada parlamentario y, menos aún, si su actuar representa finalmente un avance en materia de políticas, gestión y legislación ambiental para el país.

Comments are closed.