Hay que Implementar una Ley Climática en 2012

La coordinadora del programa del medio ambiente de la fundación Terram, estima que los efectos del cambio climático se mitigan con políticas de largo plazo, recogidas en una nueva normativa que debería surgir del Gobierno. Diario Estrategia, 18 de julio de 2011.


Paola Vasconi, coordinadora del departamento del programa del medio ambiente de la fundación Terram, estima que nuestro país es altamente vulnerable al cambio climático, dada su variabilidad territorial y de biodiversidad. Por ello, considera que se debería implementar un nuevo plan de acción en la materia y que el Gobierno elabore el próximo año un proyecto de ley climática. “Esta normativa nos dará las pautas para establecer medidas concretas que permitan combatir este fenómeno. Hay que iniciar políticas de adaptación de largo plazo, como el incentivo de energías renovables para los cambios progresivos que se darán en los suelos”, plantea.

La especialista agrega que el sector agricultura es el más afectado con este fenómeno, dado los cultivos con altas temperaturas en verano o lluvias intensas en invierno en la zona central. “Algunos estudios apuntan a que con el cambio climático hay un escurrimiento de la frontera agrícola hacia el sur, y eso puede ser beneficioso para ciertos cultivos, pero para otros –como la lechuga o papa– muy perjudicial”, comenta Vasconi, lo que haría encarecer este tipo de productos.

Recurso Hídrico

El aprovechamiento del recurso hídrico es otro de los aspectos a tomar en cuenta a la hora de medir los efectos del cambio climático, por eso, los derechos de agua deben ser adquiridos por empresas responsables con el medio ambiente. “Esto, porque los niveles de nieves irán disminuyendo y así tendremos menos posibilidades de captar agua. Además, la desertificación es el problema ambiental más importante de nuestro país y se debe al uso indiscriminado de los suelos. Eso podría reducir el nivel de los glaciares que alimentan las cuencas, afectando el desarrollo productivo”, apunta.

Pero, sin duda que la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es la principal contribución para reducir sus efectos. Por ello, hace un llamado a las autoridades a que se implementen políticas más efectivas para que las empresas inviertan en mitigación. “En esto, todos los actores sociales, incluidos los poderes del Estado y las empresas, deben aportar lo suyo para lidiar con este problema, que nos irá afectando de forma progresiva a futuro”, sostiene.

Comments are closed.