Impulsan estrategia binacional para detener degradación de bosques

Reducirá las emisiones de CO2 y contribuirá a la mantención de la biodiversidad de Chile y Argentina, con miras a 2015.;La Segunda internet 28 de julio de 2011.


Estimaciones actuales indican que menos de un 20% de los bosques nativos chilenos son adecuadamente manejados. La mayoría están siendo destruidos o degradados, generando impactos negativos -como aumento de la erosión, desbalance en la regulación hídrica y reducción de la calidad del agua- sobre los servicios ecosistémicos. En este sentido, la nueva iniciativa, "Reducción de las tasas de deforestación y degradación de los bosques nativos en Chile y Argentina", que operará desde 2011 a 2015, reunirá esfuerzos para disminuir la deforestación y degradación que los afecta.

A cargo de la ejecución está la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN), con el respaldo de la Comisión Europea y la colaboración de entidades de ambos países como el Departamento de Acción Social del Obispado de Temuco (DAS), la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Corporación de Certificación de leña (CCL), la Red Agroforestal Chaco Argentina (REDAF), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Fundación AVINA.

Entre los resultados esperados está el desarrollo e implementación de un plan de monitoreo y control forestal público-privado, orientado a las áreas de mayor presión por degradación y deforestación.

También, el impulso a un programa de manejo sustentable de bosques nativos en las áreas de mayor presión maderera en la ecorregión chaqueña y un programa de ordenamiento predial para la recuperación de suelos, praderas y bosques en las áreas de mayor presión maderera, ganadera y agrícola del sur de Chile.

Claudia Geier, Oficial de Cooperación de la Unión Europea en Chile, expresó que “tras haber sido seleccionada entre más de 400 propuestas de todo el mundo” el proyecto constituye una vía para seguir apoyando a quienes con sus ideas “fortalecen las capacidades de las organizaciones para interactuar con los gobiernos. De hecho, estamos convencidos de la responsabilidad, agilidad y capacidad innovadora de la sociedad civil chilena y argentina para enriquecer su avance”.

El presidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN), Sergio Donoso, destacó que este desafío “llega en un muy buen momento, pues estamos en un escenario forestal de cambio en el que la sociedad civil tiene un activo rol fiscalizador en la creación de propuestas para la construcción de un nueva institucionalidad ambiental”.

El director del plan, Rodrigo Pedraza, en tanto, explicó que las instituciones que se hacen cargo de velar por la situación de los bosques son diversas y que requieren de nuevas estrategias para seguir ampliando sus líneas de trabajo. Esto pues “estamos al debe como ciudadanos” respecto del conocimiento del problema de la degradación. 

Comments are closed.