Concejales de Puchuncaví critican actuar del alcalde

Polo industrial. Afirman que decisión de recibir pago de patentes sería una "voltereta". Código Sanitario estipula que sin resolución aprobada, las patentes quedarían nulas.; El Mercurio de Valparaíso, 03 de agosto 2011.


Una fuerte crítica al alcalde Agustín Valencia en torno a la renovación de patentes municipales para el polo industrial de la comuna realizaron algunos concejales de Puchuncaví.

Los ediles manifestaron que hay una contradicción entre lo dicho en un principio por el jefe comunal tanto al Concejo Municipal como a los medios, pues según el código de Rentas y la realidad de las empresas, sus patentes deberían quedar nulas.

El concejal Mauricio Cancino dijo que "en el último Concejo de la semana pasada, el alcalde fue muy enfático en decir que por ningún motivo iba a aceptar el funcionamiento de las empresas si no contaban con la resolución sanitaria".

"En ese Concejo -prosiguió-yo solicité que tanto Puerto Ventanas como las otras debían ser fiscalizadas por los inspectores municipales y debían asistir al municipio a exponer sus argumentos para poder funcionar, hecho que fue aceptado por el resto de los concejales (…) y encuentro que es incoherente lo que se dijo con la noticia que aparece hoy (ayer)".

"LA LEY ES PAREJA"

Y agregó: "La ley es pareja para todos, sea un boliche o una transnacional gigantesca. Si no se cumple, no se debe permitir el funcionamiento hasta cumplir la normativa. Es lo mismo que con la licencia de conducir… si usted no la tiene, no puede manejar. Lo mismo debería aplicarse acá".

El municipio de PuchuncavI en el caso de las cuatro empresas que funcionan en la comuna, Codelco División Ventanas, Puerto Ventanas, AES Gener y Cemento Melón – Cementos Bío Bío ya no opera ahí-, explicó esta semana que las tres primeras ya contaban con una patente definitiva, por lo tanto no era posible retirar o clausurarlas, pero dichos permisos corresponden a las obras iniciales de los complejos y no contemplan sus ampliaciones. Además, en el caso de Cemento Melón se precisa que tiene una patente provisoria hasta fines de septiembre.

El artículo 26 de la Ley de Rentas Municipales sentencia que el otorgamiento de patentes municipales se encuentra supeditado a que el municipio verifique el cumplimiento de requisitos de zonificación y que se concedan las autorizaciones sanitarias.

PATENTES SERÍAN NULAS Por su parte, el artículo 15 del Código Sanitario dice que las municipalidades no podrán otorgar patentes ni permisos definitivos para el funcionamiento de locales o para el ejercicio de determinadas actividades que requieran de autorización del Servicio de Salud, sin que previamente se acredite haber dado cumplimiento a ese requisito. En este mismo artículo, los incisos segundo y final explican claramente que las patentes o permisos concedidos por las municipalidades con omisión de dicho requisito serán nulas y deben ser canceladas por los municipios, y que el Servicio de Salud debería proceder sin más trámite a ordenar la paralización de la obra, clausura del establecimiento o la prohibición del ejercicio de la actividad o comercio y, en este sentido, la Ley de Rentas Municipales dispone que el alcalde podrá decretar la clausura de los negocios sin patente.

El concejal Fernando Vicencio (PRSD) sentenció que esto es una "voltereta".

"Se le habría concedido una suerte de prórroga para que las empresas pudieran actualizar los permisos sanitarios pendientes que no tenían y que, sin perjuicio de eso, se le iba a renovar su patente. No me parece que sea el camino, porque en definitiva ellos ya están en una situación de incumplimiento de normas de carácter público y me imagino que ellos estaban al tanto de lo que estaban haciendo", dijo el edil de Puchuncaví. 

Comments are closed.