Derogación del decreto N°654, Monumentos Naturales a salvo (por ahora)

Columna de opinión de Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram, publicada en blog de diario La Tercera el 22 de agosto de 2011. Vea blog AQUÍ.


Hace algunos días se conoció la derogación del D.S. exento N° 654 del Ministerio de Agricultura, hecho que pasó prácticamente desapercibida, cuestión comprensible considerando que la agenda está actualmente copada por el conflicto estudiantil. Sin embargo, vale la pena destacar esta decisión, pues se trata de un decreto que constituía un grave problema en materia de regulación ambiental.

Para entender los alcances del decreto 654, es necesario  hacer un poco de historia. El año 2003 el entonces Ministro de Agricultura Jaime Campos promulgó el Decreto Exento 525, que permitía la corta de especies forestales  declaradas Monumento Natural, vale decir Alerce, Araucaria Araucana, Queule, Pitao, Belloto del Sur, Belloto del Norte y Ruil. A raíz de ello, organizaciones ambientales levantamos la voz y reclamamos pues este decreto violaba la Convención para la Protección de la Flora, Fauna y Bellezas Escénicas -conocido como Convención de Washington-, que establece que los Monumentos Naturales otorgan una protección absoluta y sólo pueden ser intervenidos bajo una autorizaciones especial para  fines científicos o inspecciones gubernamentales.

Finalmente, tras investigar el tema se descubrió que la promulgación de este decreto  tenía un sólo objetivo: permitir la corta y/o trasplante  de Bellotos del Norte para la ampliación de un tranque de relave de la mina El Soldado, perteneciente a Anglo American. Después de muchas gestiones, denuncias, demandas,  alegatos y dos cartas suscritas por organizaciones al entonces Presidente Ricardo Lagos, se logró derogar ese decreto después de un año de su vigencia, mediante otro decreto exento, el 625, bajo la argumentación de que no había sido utilizado.

Por esos días se tramitaba aún en el Parlamento la Ley de Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal, y en ese contexto el gobierno decidió incluir una indicación en el texto de la ley que iba en el mismo sentido que el derogado decreto, con lo que se generó un nuevo retroceso.  Afortunadamente el  gobierno de Lagos llegaba a su fin y este texto legal no logró ser aprobado.

Durante el gobierno de Bachelet el Ejecutivo hizo cambios al texto legal: se restringió la autorización para la corta de especies  definidas en categorías de conservación a condiciones muy particulares. Pero el fantasma del decreto 525 seguía rondando, pues para algunos sectores empresariales, especialmente minero y eléctrico, lo establecido en la ley de bosques era un impedimento para realizar sus proyectos.

Así, a fines de 2009 la entonces Ministra de Agricultura  Marigen Hornlkohl promulgó el decreto N° 654, que era una variante del  antiguo decreto N° 525. Este nuevo decreto homologaba los Monumentos Naturales  a sus categorías de conservación, con lo cual en la práctica eliminaba para estas especies la calidad de Monumento Natural, dejándolas más desprotegidas,  pues con esto se podía aplicar la Ley de Bosques.

En este punto, nuevamente Fundación Terram, junto a otras organizaciones  ambientales levantamos la voz, reclamando y entregando argumentos a favor de su derogación. Una vez más  se acercaba el final de un gobierno, período marcado por la inacción. Al igual que la vez anterior, la promulgación del 654 estaba relacionado con la ampliación de un tranque de relave de la misma empresa, a lo que se se sumaban nuevas amenazas debido a la posible materialización de  otros proyectos que pretenden  desarrollarse en diversas zonas del sur de Chile y que afectarían especies como el Alerce y la Araucaria.

Esta vez las acciones fueron menos mediáticas, y el apoyo de los distintos sectores políticos también fue menor, cruzadas por un escenario electoral en el cual nadie quería comprometerse con nada. Tras asumir el gobierno de Piñera, con el apoyo de abogados se presentaron acciones  ante el Ministerio de Agricultura solicitando la derogación del decreto N°654; una acción similar realizó el senador Antonio Horvath, a lo que sumaron otras acciones públicas. Fue tema permanentemente en la discusión de académicos y ONGs en el Consejo de la Ley de Bosque Nativo, y se insistió en el tema desde el programa de Derecho Ambiental de la UDP.

Finalmente, los argumentos de fondo sobre la ilegalidad e  inconstitucionalidad de dicho decreto fueron escuchados y el  Ministro y decidió derogar el decreto N°  654, a través del decreto N° 402, con los mismos argumentos que antes fue derogado el decreto N° 525: no haber sido utilizado.
 
Por ahora podemos respirar aliviados, agradecer al gobierno y felicitar a todos los que dimos esta pelea. Nuestras especies forestales declaradas Monumento Natural, están a salvo por ahora, pero la historia nos dice que esto no ha concluido, que las presiones siguen existiendo y que no sería extraño que el Ejecutivo busque nuevas formas para autorizar la corta de Monumentos Naturales; es necesario no bajar la guardia. Esta historia comienza con el gobierno de Lagos, sigue con Bachelet y continúa con Piñera; sabemos que esto no ha terminado pues el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, en su artículo 57, también promueve una modificación en el mismo sentido, por lo que será necesario mantener un seguimiento de cerca de esta discusión en el Parlamento.

Comments are closed.