Estudio medirá impacto de acopio en la contaminación de La Greda

Cargas al aire libre son sospechosas del alto nivel de plomo y arsénico. Ministerio del Medio Ambiente inició evaluación de riesgo, que en 18 meses aclarará daño tóxico que genera cada actividad industrial de Puchuncaví. El Mercurio, 15 de agosto 2011.


En los alrededores del barrio industrial de Ventanas todos saben y asumen que hay contaminación. Lo demostró el estudio de suelos a la escuela de La Greda -que detectó concentraciones de plomo y arsénico 20 veces por sobre lo permitido- y queda en evidencia al escarbar en el patio de casi cualquier casa de la zona. Lo que no se sabe a ciencia cierta es quién contamina con qué, ni cuánto.

Determinarlo no es fácil. La comuna de Puchuncaví, a la que pertenece, arrastra casi cincuenta años de contaminación. Junto a la fundición (hoy de Codelco) y la termoeléctrica (de AES Gener) levantadas en 1964, ya hay una veintena de industrias que rodean la bahía de Quintero. Todas alineadas en la dirección en que en las mañanas el viento sopla desde el mar hacia las poblaciones, dispersando gases (entre ellos, dióxido de azufre) y material particulado provenientes de las actividades productivas y portuarias.

El químico de la UC de Valparaíso Waldo Quiroz señala que todos los minerales y carbón, así como humo y gases provenientes de la fundición y termoeléctrica, pueden contaminar. La tarea es discriminar cuánto incide cada una de estas fuentes.

Y eso es lo que aclarará un estudio de riesgo que contrató el Ministerio del Medio Ambiente: una evaluación independiente que busca identificar todas las fuentes contaminantes que afectan a La Greda y los riesgos que representan para la población.

Quiroz explica que hay diversas técnicas que permiten aclararlo. Una de ellas es un estudio mineralógico como el que ya hizo público Codelco-Ventanas. El trabajo destacó que el arsénico, cobre, zinc y plomo en la escuela no presentan las transformaciones químicas resultantes de su procesamiento a alta temperatura, descartando así que provengan de la fundición

Codelco no lo dice abiertamente, pero su estudio apunta a que -más allá del episodio de la nube tóxica arrojada por su chimenea el 23 de marzo- la contaminación crónica de La Greda es atribuible a los acopios minerales al aire libre y expuestos a la acción del viento, principalmente en Puerto Ventanas, a menos de un kilómetro del pueblo. Tras su estudio, la empresa invirtió US$ 7 millones en mejorar la seguridad de sus propios acopios.

Al aire libre

En 2010, por ese puerto pasaron 1.380.000 toneladas de carbón, 877 mil toneladas de concentrados de cobre, 1.900 toneladas de concentrados de zinc y 107 mil toneladas de petcoke, según estadísticas de la compañía.

Pero no todo se almacena en bodegas. El concentrado de fierro y el "slag" (escoria usada como insumo por las cementeras) se almacenan en patios descubiertos, mientras que el patio de acopio de petcoke no cuenta con resolución de calificación ambiental.

Una de las actividades que más se cuestionó al puerto fue que empresas mineras mezclaran en los mismos patios distintos tipos de concentrados de cobre. Ello levantaba polvo metálico que el viento arrastraba a los vecinos.

El seremi de Salud, Jaime Jamett, destaca que sólo algunos de los 14 clientes del puerto mantenían sistemas eficientes de cubierta de sus acopios.

"Son cerros de minerales cubiertos con mallas raschel, que sólo retienen parte del material", afirmó la autoridad, después que Puerto Ventanas apelara de la multa de $38,5 millones que le aplicó, la mayor que permite el Código Sanitario.

Y aunque tras el episodio de intoxicación por la nube tóxica las autoridades de Salud y Medio Ambiente intervinieron para que todos los acopios estuvieran cubiertos, basta subir a los cerros circundantes para ver montañas de minerales al aire libre.

Pese a que se ven mallas de 12 metros de alto que cercan el carbón de las termoeléctricas y acopios tapados con lonas, en La Greda creen que no es suficiente.

"El viento sur arrastra ese concentrado para acá", acusa Pablo Lagos, cuya casa está a 200 metros de un acopio rodeado por mallas.  
 
TRÁNSITO
Los camiones que llevan los minerales al puerto pasan a sólo 90 metros de las casas.
20 mil m {+2} de acopios con 14 mil toneladas de concentrados de cobre había en el puerto en marzo.
4 mil m {+2} de acopios siguen a cielo abierto hasta hoy, según la Seremi de Salud. .

Proponen un "barrio verde"

Codelco presentará en las próximas semanas a las autoridades y a la Asociación de Industriales de Valparaíso su plan para convertir la localidad en un barrio sustentable. Pretende sacar el escorial que está frente a la fundición para crear un parque y luego, transformar la zona en un "barrio verde", con tecnología ambiental y energética de punta y apoyo productivo a vecinos.

Sin embargo, éstos quieren irse. "En una consulta a 160 familias en mi población, 60 firmaron por irse si les dan terrenos no contaminados", dice Nelly Carvajal.

El Comité de Defensa de La Greda asegura que un tercio de los 1.600 habitantes quiere irse.

Comments are closed.