Isla Riesco

Carta al director de Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram publicada en diario La Segunda el 29 de agosto de 2011.;


Señora Directora:

En columna del 22/08/2011, la señora Susana Jiménez asegura que los opositores al proyecto Mina Invierno, recientemente aprobado, no conocemos los detalles de la iniciativa y tomamos posición basados únicamente en un paradigma antidesarrollista. Muy por el contrario, no sólo conocemos de cerca la propuesta, sino que además hemos sido testigos de las consecuencias nefastas que este tipo de emprendimientos generan en los lugares en que se instalan.

Una mina a rajo abierto de 500 hectáreas, hasta 180 metros de profundidad, que intervendrá un total de 1.500 hectáreas en una zona hasta ahora poco intervenida por la mano humana, generará un importante impacto, pese a las medidas de mitigación o tecnologías de avanzada que la empresa proponga aplicar.

Pero más allá de estas consideraciones, lo cierto es que este proyecto no aporta al desarrollo de Chile, sino que nos condena a seguir carbonizando nuestra matriz eléctrica. Además del impacto en el medio ambiente y en la economía local, eminentemente ganadera, la extracción de carbón de tipo sub-bituminoso (de baja calidad) beneficiará sólo a las centrales termoeléctricas del norte, incrementando el volumen de carbón consumido y desechos producidos, así como los niveles de contaminación de las mismas, con lo que empeorará la calidad de vida de las comunidades locales.

Comments are closed.