Los “otros” parques nacionales

Cinco avezados exploradores nacionales escogieron sus proyectos privados de conservación natural favoritos de todo Chile -los parques y reservas que funcionan sólo por el esfuerzo de particulares- y aquí dan sus razones, explican por qué valen especialmente la pena, qué valor ambiental tienen, y qué hay que hacer para ir a conocerlos. Cuanto antes.;Suplemento El Domingo 14 de agosto 2011.


Reserva araucana

"Tanto por su particular belleza como por sus administradores, vale la pena destacar la Reserva Natural El Cañi, que tiene uno de los paisajes más espectaculares de la Región de la Araucanía: desde la parte más alta se puede observar, entre el bosques de araucarias, los volcanes Llaima, Lanín y Quetrupillán".

EN TERRENO

"Conocí El Cañi hace unos ocho años y tuve la suerte de recorrer sus parajes, bosques y lagunas junto a quienes en ese entonces comenzaban con este proyecto. Aunque no he vuelto le he seguido la pista a la evolución de la iniciativa que tiene como valor adicional el ser administrada por un proyecto comunitario".

EL VALOR ECOLÓGICO

"Las 500 hectáreas de El Cañi cobijan un bosque maravilloso de araucarias, que comparte lugar con coigües y lengas. Debe ser por las particulares sensaciones que uno puede sentir aquí que el músico Subhira -compositor y tecladista que en realidad se llama Rodrigo Cepeda- pudo inspirarse en la reserva para darle nombre a uno de sus discos. Espero que la biodiversidad local se mantenga intacta y así, cóndores, zorros y pumas -que son sólo algunos de los animales que podemos encontrar ahí- puedan preservarse en estos paisajes francamente espectaculares. Es fascinante caminar por sus bosques y encontrarse, por ejemplo, con lagunas prístinas. Si uno puede llegar cuando aún queda nieve las sensaciones serán aún más singulares".

IR

"El Cañi se encuentra en el camino que lleva a las termas del Huife, a unos 30 minutos del centro de Pucón. Amigable, es ideal para ir en familia y, en una visita por el día, conocer la ruta principal que lleva hasta su punto más alto, a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar. Además de los senderos está la posibilidad de acampar o dormir en los refugios. Hay excelentes guías y un vivero de especies nativas. Pero lo más espectacular es visitarlo en invierno, lo que se puede hacer tras consultar sobre las condiciones de los senderos".

MÁS INFORMACIÓN:
www.santuariocani.cl

SAN IGNACIO DE HUINAY
La ciencia de los fiordos

"Mi favorita es la Fundación San Ignacio de Huinay, de Endesa Chile y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Está en el Fiordo Comau, y preserva especies propias de la selva valdiviana, bosque magallánico y también grandes bosques de alerces que crecen en los acantilados de granito. Aún me impresionan su grandes vistas de montañas graníticas que emergen desde el fiordo hasta los 2.000 metros sobre el nivel del mar".

EN TERRENO

"Conocí por primera vez la reserva desde el aire cuando en 1992 volábamos con mi padre entre Chaitén y Segundo Corral, en el Valle del Alto Puelo. El año 2001 la Fundación San Ignacio de Huinay me encargó hacer las fotografías para un libro y, desde entonces, quedé impactado por sus grandes paredes de granito desnudo, que hacen de este lugar una geografía de carácter vertical. El año pasado volví por la edición de un libro que conmemora los más de diez años de trabajo de la fundación, que me permitió tomar nuevas fotografías de todo el territorio involucrado para dar cuenta de la infraestructura, las publicaciones y la investigación que ahí se desarrollan".

EL VALOR ECOLÓGICO

"Con una zona de protección en todo el borde costero de la propiedad, la fundación está dedicada principalmente a la preservación, conservación y al estudio de los ecosistemas marinos de los canales y fiordos. Como el predio abarca desde el borde costero hasta el límite con Argentina también posee un sistema de valles transversales y lagunas de origen glacial, con montañas de granito coronadas por hielos y glaciares. Uno de sus tesoros vegetales más importantes son los grandes bosques de alerces con ejemplares de hasta 4.000 años. En suma, se trata de 34 mil hectáreas de un patrimonio natural de bosques de alerces, bosque magallánico, lagos, lagunas, cascadas, valles y montañas: el paraíso para cualquier fotógrafo. Además, hay que destacar que su fauna marina bentónica -los organismos que habitan en el fondo- es única y endémica de la zona, la que la fundación ha ido descubriendo y mostrando al mundo entero".

IR

"Previa coordinación de una visita guiada, se puede llegar por vía marítima o en helicóptero para conocer la estación científica y la lobería, recorrer la ribera del río Lloncochaigua o subir a la cabaña-mirador que se encuentra a 753 metros sobre el nivel mar, con una espectacular vista al fiordo. Aunque se puede ir en cualquier época del año, recomiendo ir entre noviembre y abril".

MÁS INFORMACIÓN
www.fundacionhuinawy.cl

CONSERVACIÓN COCHAMÓ
El Yosemite chileno

"Aunque sé que no se trata de un parque ni tampoco se define como una reserva privada, mi iniciativa de conservación privada favorita es el proyecto Conservación Cochamó. En el Valle de Cochamó aún hay sectores muy vírgenes y muchos rincones aún por explorar, se siente la ebullición de vida".

EN TERRENO

"La primera vez que fui, recuerdo, fue un feriado de Semana Santa en abril de 2002. Nos llovió bastante el primer día, pero cuando salió el sol disfrutamos mucho más el paisaje y ese olor imborrable que tiene el bosque húmedo cuando el agua se evapora. En esa época acampamos junto al río, había sólo una leñera y no existía el camping. Llegamos atraídos porque unos amigos hablaban del ‘Yosemite chileno’. Hemos vuelto en varias oportunidades al sector de La Junta, que actualmente posee mejor infraestructura, y como resultado de esa mejora en Latitud 90 (www.latitud90.com) hemos realizado viajes de estudios con colegios".

EL VALOR ECOLÓGICO

"Su mayor valor, creo, está en todo lo que aún hay por descubrir. Sus senderos para caminar en medio de helechos gigantes y las paredes de granito han comenzado a atraer a escaladores de todo el mundo, pero pienso que no es necesario ser escalador para sentirse cautivado por estos bosques que parecen intocados".

IR

"Es ideal para familias que prefieran la vida al aire libre. Hay varios senderos de excursión, destacando Las Cascadas, que es de fácil recorrido y lo hemos hecho con niños en varias oportunidades. En el sector de La Junta hay un refugio y sitios para acampar. Se accede a pie o a caballo por un sendero que se interna por el valle y, según mi parecer, la época ideal es entre noviembre y abril".

MÁS INFORMACIÓN
www.cochamo.org

– VALLE CHACABUCO
El regreso de los pumas

"Es mi reserva favorita porque se trata de un campo agrícola que Douglas y Kristine Tompkins recuperaron y representa la posibilidad de que un lugar que no era un ecosistema prístino, como una estancia ganadera, se pueda rescatar y convertir en un parque de conservación. Eso nos da esperanza de recuperar lo que se había perdido".

EN TERRENO

"Tenía muy buenas referencias del parque antes de visitarlo por primera vez en marzo pasado. Entonces me encontré con un gran espacio abierto, algo muy sorprendente, pues lo habitual en los parques -en especial los del sur- es tener bosques y espacios más bien cerrados. Al contrario, Valle Chacabuco es un inmenso paraje despejado, un paisaje que se consiguió tras el esfuerzo de voluntarios de todo el mundo que sacaron los cercos. Así se pueden recorrer 70 kilómetros de la carretera pública que une Chile y Argentina sin rejas que demarquen el terreno colindante".

EL VALOR ECOLÓGICO

"Chacabuco es el valle entre dos reservas nacionales (Tamango y Jeinimeni), y digo "el valle", pues las reservas son claramente las partes más altas de las montañas. Lo que ocurría antes era que el valle estaba consagrado a la producción ganadera y las cumbres de las montañas, el lugar más inhóspito, a la explotación agrícola. Entonces, al recuperar el valle, quedan unidas las tres reservas -todavía no legalmente, pero con la posibilidad extra de crear un gran parque con la colaboración entre el Estado y privados- en términos naturales, se crea un espacio común entre las dos reservas de montaña y Chacabuco. Así, los animales salvajes que se habían retirado a las partes altas, bajaron y hoy hay guanacos donde se veían vacunos. Detrás de los guanacos, aunque no se ven, están los pumas y un ecosistema completo. Además, Valle Chacabuco tiene un valor histórico porque por ahí entraron los primeros colonos hacia el Baker y hasta hoy es punto de transición entre Argentina y Chile".

IR

"Hoy existe un excelente lodge y sectores de camping al modelo del Parque Pumalín, por lo que es posible ir con niños. Además, ya hay senderos para la observación de vida salvaje. A unas siete horas de Balmaceda, recomiendo la visita como parte de un viaje más largo por la Carretera Austral".

MÁS INFORMACIÓN
www.conservacionpatagonica.org

KARUKINKA
La revancha de Tierra del Fuego

"En Tierra del Fuego, Karukinka es un lugar mágico, con una gran diversidad de paisajes y contrastes. Hay bosques realmente nativos, con coigües y lengas dominando el verde, pero también puedes descubrir la turba, con su variedad de colores que va desde el amarillo y verde a los naranjos y rojos intensos. En estos bosques siempre se encuentran sorpresas, como sectores donde se sucede un salto de agua tras otro y la humedad genera un microclima que favorece el crecimiento de helechos que terminan tapizando todo. Más arriba del bosque y la turba, se encuentra, un área de montañas, muchas de éstas nunca antes ascendidas".

EN TERRENO

"Mi primera vez hacia el interior del área fue en 1989, cuando ésta aún no era parque. A comienzos de ese año estábamos trabajando en la exploración geológica del sector, un helicóptero nos acercaba a los rincones más aislados, luego caminábamos todo el día recogiendo información y por la tarde nos transportaban hasta la base. He vuelto una y otra vez desde entonces y, de hecho, varias veces con la Patagonia Expedition Race (www.patagonianexpeditionrace.com) hemos pasado por Karukinka, un lugar con el que los atletas internacionales quedan sorprendidos. Afortunadamente, en estos últimos 20 años pasamos de una etapa en que el valor de estas tierras estaba dado por la posibilidad de talar sus bosques al presente, a otra en que el valor está en conservar el ecosistema.

EL VALOR ECOLÓGICO

"Karukinka posee la mayor reserva de bosques subantárticos y el guanaco es quien domina el paisaje. Lo puedes ver en la estepa, te puede sorprender corriendo a gran velocidad en el bosque entre múltiples obstáculos, o caminando en las altas montañas al filo de los acantilados. Además, puedes ver a la distancia las paredes en que nidifica el cóndor. En la costa creo que la especie más especial es el elefante marino, un gigante que se puede ver descansando sobre algunas playas".

IR

"Hoy las actividades que tienen un mayor desarrollo son la pesca deportiva -han habilitado un lodge-, el trekking -pronto se iniciará la implementación de un nuevo sendero, de unos 30 kilómetros-, el mountainbike, la fotografía de naturaleza, la observación de aves y, más allá de lo recreativo, la investigación científica. Es totalmente accesible pues desde Punta Arenas hay unas ocho horas de viaje por tierra. Es muy importante coordinar antes con la administración del parque y tener en cuenta que, aunque se puede ir durante todo el año, entre noviembre y marzo el parque está cien por ciento operativo".

MÁS INFORMACIÓN
www.karukinkanatural.cl  
 Recuadro :  
 
– Para visitar cerca de santiago

En los alrededores de la Región Metropolitana hay al menos tres iniciativas privadas que vale la pena visitar para conocer sus proyectos de conservación.

ALTOS DE CANTILLANA: cercano a la laguna Aculeo, a 2.280 metros de altitud, esta reserva es considerada una de las 25 áreas críticas de conservación mundial, con especies únicas como la avellanita y el roble de Santiago, entre otras. La agrupación Altos de Cantillana ofrece varias actividades como trekking, cabalgatas y circuitos lacustres.

www.altosdecantillana.cl

CERRO EL BOLDO: en Zapallar, cuenta con 70 hectáreas de bosque protegido, uno de los últimos que permanecen intactos en la Cordillera de la Costa. Actualmente se está diseñando su plan de manejo y no cuenta con infraestructura, así que para visitarla sólo se pueden realizar caminatas guiadas de dos a cuatro horas, para mínimo 3 personas.

www.cerroelboldo.cl

CASCADA DE LAS ÁNIMAS: ícono del Cajón del Maipo, esta reserva de 3.600 hectáreas también tiene la categoría de "Santuario de la Naturaleza" y una completa infraestructura, con actividades que van desde caminatas y paseos a caballo por la montaña hasta rafting en el río Maipo.

www.cascadadelasanimas.cl

– A la espera de una ley

Más allá de las buenas intenciones de los privados, legalmente hoy no existe ninguna "área silvestre protegida de propiedad privada", como son denominadas en el artículo 35 de la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente, promulgada en 1994. El problema está en que la norma creó la figura, pero hasta hoy no se han definido sus características y, por tanto, las 300 iniciativas de conservación privada -número estimativo, pues no existe un catastro oficial- no cuentan con respaldo legal, salvo las 40 que han obtenido el título de "Santuario de la Naturaleza".

En la práctica, las iniciativas privadas protegen una superficie estimada en 1.500.000 hectáreas, según Elisa Corcuera, presidenta de Así Conserva Chile (www.asiconservachile.org), la asociación de iniciativas de conservación privadas más importante del país. Corcuera dice que estas áreas desarrollan importantes proyectos y que, por ejemplo, la mayor parte de hábitats de calidad para el huemul hoy están en áreas protegidas privadas. Por esto, especialistas como Alberto Tacón, coordinador del programa de áreas protegidas de WWF Chile, cree urgente que el Estado desarrolle un reglamento e incentive este tipo de proyectos. Según él, la normativa debiera incluir diferentes incentivos o bonificaciones públicas que promuevan su creación y mejoren los estándares de manejo en el largo plazo.

El Trabajo oficial

En el Ministerio del Medio Ambiente, el subsecretario Ricardo Irarrázabal dice que el tema es una de las prioridades de la cartera y que ya presentaron un proyecto de ley que funda el Servicio de Biodiversidad y Áreas Silvestres Protegidas. En la práctica, la iniciativa creará "un gran fondo" al que los privados podrán postular para desarrollar sus iniciativas.

A la espera de que el proyecto de ley sea promulgado (se estima que dentro de 18 meses), Irarrázabal destaca que en paralelo se está elaborando un reglamento que introducirá criterios técnicos para definir las "Áreas silvestres protegidas de propiedad privada", enunciadas en la ley promulgada hace más de quince años. Por Rodrigo Cea

Comments are closed.