Comunidad de Puerto Montt manifiesta férrea oposición a venta de títulos estatales de Essal

Un gran paso se dio esta semana para la venta de Essal, la última empresa sanitaria que queda en manos del Estado. Esto luego de que CORFO se reuniera con los accionistas para planificar los siguientes pasos en la venta. Mientras, el Concejo Municipal de Puerto Montt se opuso con fuerza a la medida y las organizaciones sociales de la zona están coordinadas para hacer frente a esta situación. Radio Universidad de Chile.cl, 28 septiembre 2011.


Este lunes se reunió la junta de accionistas, a la que concurrió el controlador, Suez a través de su filial, Aguas Andinas y el fiscal de la CORFO,  donde se acordó que la empresa facilitará la entrega de información para que se materialice la venta de la propiedad que tiene la CORFO en Essal, una participación muy significativa, ya que bordea el 46 por ciento de las acciones de la empresa sanitaria y de la que sólo mantendrá el cinco por ciento.

Frente a esto, el Concejo Municipal de Puerto Montt dio su voto de rechazo, argumentando que no existe claridad sobre que se hará con el dinero de la venta, con la que se podría perder acceso de un recurso fundamental y “estratégico” para el país.

En esa línea, el alcalde de Rabindranath Quinteros indicó que “nos oponemos. No queremos que esto se realice. No hemos hablado del dinero y no hay ninguna claridad. Cuando entró capital privado en los años ´90 fue para un fin definido, que era dotar al país del tratamiento de aguas servidas porque había cerca de un 10 o 12 por ciento que se trataba. Al comienzo se dijo que estos recursos eran para la reconstrucción, pero ahora no es así, hay otros ítems. Han dicho tantas cosas que no se sabe para qué quieren la plata”.

Efectivamente la población está molesta por la forma en la que se han desarrollado las conversaciones de esta venta. De hecho, el lunes el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, realizó su primera visita a la zona como líder de esa cartera y fue increpado por la comunidad mapuche huilliche y vecinos de la zona preocupados por este tema.

También se formó un Frente Amplio en la región de Los Lagos y Los Ríos, para que se pronuncien las treinta comunas donde hoy opera la empresa.

José Pacheco Sánchez, presidente del Sindicato Técnicos y Profesionales de Essal (Sittpesal), comentó que creen “que va a haber un rechazo total y absoluto a la decisión arbitraria y centralista del gobierno de vender un patrimonio que no le pertenece porque es de todos los chilenos. Cuando se le dio el voto para que saliera electo el actual Presidente, nunca dijo en su plan de gobierno que pretendía vender el patrimonio público para invertir en otras obras. Ahí existe una falta de transparencia”.

A esto también se han sumado los trabajadores a través de las CUT regionales y los consumidores están atentos, ya que Essal atiende a unos 800 mil usuarios dentro de la décima región.

Sobre esto, Delia Alarcón, presidenta de la agrupación de consumidores Chiloé Activo, aseguró que “aquí hay una situación gravísima porque estamos hablando del agua, un recurso básico para la vida. No estamos abordando algo suntuario, sino que es necesario para la salud de las personas. Nos parece que esta venta de las acciones es muy compleja. En la práctica la incidencia que tiene dentro de los costos de vida de la población es alta. Si se considera un sueldo básico de 180 mil pesos, entonces influye en un 30 por ciento”.

La dirigente señaló que no quieren que se repita la experiencia vivida en el primer proceso de privatización, donde se registraron alzas de hasta un 174 por ciento. Además, sostuvo que en el tema del agua Chile va en el sentido opuesto al del resto del mundo, donde actualmente se está recuperando el control sobre este elemento.

Hoy la venta está en pleno avance, sin embargo desde el mundo político, sindical, vecinal, de consumidores e indígena señalaron que seguirán oponiéndose para evitar que el agua se convierta en un lujo, donde sólo tengas acceso a ella quienes puedan pagar.

Comments are closed.