Corte Suprema ratificó fallo en rechazo a la instalación de termoeléctrica en Coronel

El decreto municipal que impide la construcción de nuevas centrales de este tipo, tiene validez sólo hasta marzo de 2012, si no es promulgado un nuevo Plan Regulador antes de esa fecha. Soychile.cl, 27 de septiembre 2011.


Un nuevo triunfo se adjudicó este martes la Municipalidad de Coronel, luego que la Corte Suprema confirmara el fallo del máximo tribunal penquista, que rechazó el recurso de protección contra el decreto a través del cual el alcalde Leonidas Romero prohibió la instalación de termoeléctricas.

Se trata de una resolución que zanja la acción legal abierta por la portuaria Cabo Froward, que junto con la sociedad Río Grande, pretendía invertir US$ 1.500 millones en una central en el sector Jureles de la terminal portuaria.

Cabo Froward argumentó que el decreto alcaldicio 3.183 del 02 de mayo de 2011, que modificó el Plan Regulador y Plan Seccional Puerto de Coronel, que impide el desarrollo del proyecto termoeléctrico, es ilegal y arbitrario, sosteniendo que priva, amenaza y perturba los derechos de las empresas privadas a desarrollar sus actividades económicas, al igual que los derechos de propiedad, igualdad ante la ley y de un trato no discriminatorio que el Estado y sus organismos deben dar en materia económica.

La sentencia de la Tercera Sala del máximo tribunal del país, conformado por los ministros Héctor Carreño, Pedro Pierry, Sonia Araneda, Haroldo Brito y el abogado integrante Patricio Figueroa, confirmó lo sostenido por la Corte de Apelaciones de Concepción, en cuanto a que la normativa municipal impugnada fue dictada en virtud de las facultades que tiene el municipio y el alcalde Romero.

En su oportunidad, al dictarse el fallo de primera instancia, el jefe comunal se mostró satisfecho con la resolución judicial, al señalar que se impedía la instalación de una tercera termoeléctrica, confiando en que el nuevo Plan Regulador, aún en trámite, entre en vigencia antes de fin de año, de manera de que la restricción a este tipo de instalaciones sea definitiva.

El decreto que hoy impide la construcción de nuevas centrales termoeléctricas tiene validez sólo hasta marzo de 2012. De no estar promulgado para esa fecha el nuevo Plan Regulador, Cabo Froward y cualquier otra empresa podrían impulsar este tipo de proyectos.

 

Comments are closed.