Cuentas de agua potable subirán 40% en Copiapó por inversiones para enfrentar severa crisis hídrica

Sanitaria realizará una serie de obras que incrementarán tarifas gradualmente hasta el año 2017.; En un 40% aumentarán las cuentas de agua potable en Copiapó en los próximos años, por las inversiones que realizará la sanitaria Aguas Chañar para revertir la crisis hídrica que vive esa zona, y que en el último mes significó cortes de suministro a 5.000 hogares de esa ciudad. El Mercurio 23 de septiembre 2011.


La empresa deberá realizar una serie de obras -entre ellas tres plantas de osmosis inversa- para mejorar la cuestionada calidad del agua, con una inversión de $49 mil millones hasta el 2017, costo que será traspasado a los usuarios.

"La tarifa de agua potable, determinada por la autoridad, aumentará en 40% en forma gradual, a medida que entren en operación esas tres plantas", dijo el gerente de Aguas Chañar, Diego Barros.

Las primeras que entrarán en operaciones serán Placilla y Nantoco, para el 2012, y la siguiente será Piedra Colgada. "Actualmente, el litro de agua cuesta alrededor de un peso, y una vez que aumente la tarifa, costará $1,37", agregó el ejecutivo.

En la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), que aprobó ese plan, reconocen que necesariamente este tipo de inversiones significan aumentos en las tarifas, para garantizar la operación del servicio.

Actualmente, el metro cúbico de agua potable consumida en Copiapó -incluido el servicio de alcantarillado- cuesta $967,03. En Santiago llega a los $646,22.

El concejal de Copiapó Christian Guzmán (Ind.) cuestionó que "todos los platos rotos debamos pagarlos la comunidad. El Estado debe hacerse cargo de esto; Aguas Chañar no es capaz de revertir esta crisis". Además, pidió que se revoque la concesión a la sanitaria en Atacama, "o al menos en la cuenca de Copiapó".

Guzmán agregó que una medida inmediata y barata para revertir la crisis sería la utilización de desaladoras de barco, como las utilizadas en los grandes cruceros.

"Perfectamente pueden abastecer a pequeñas ciudades como Caldera y Chañaral y cuestan un 25% de lo que vale una planta desaladora de una minera. Esto desahogaría la sobreexplotación de las napas en Copiapó", aseguró.

Hace cuatro años, aseguran en Aguas Chañar, se planteó la idea de construir una gran planta desaladora para abastecer a todo Copiapó, Caldera y Chañaral con fondos públicos, pero -agregan- las autoridades las habrían desestimado porque triplicarían las tarifas de agua.

13 m3 mensuales es el consumo promedio residencial de agua en Copiapó.

76 millones de pesos en multas ha recibido Aguas Chañar por fallas de servicio.

49 mil millones de pesos invertirá la sanitaria para mejorar la calidad del agua.

Por RODRIGO ÁLVAREZ MALLA

Comments are closed.