Derrame de concentrado de cobre de Codelco Andina afecta afluente de río Aconcagua

La empresa Codelco informó de un derrame de concentrado de cobre en el río Blanco, afluente del río Aconcagua, donde cinco metros cúbicos alcanzaron el curso fluvial, generando una amenaza ambiental a zonas agrícolas y consumo humano del líquido contaminado. Autoridades iniciaron una investigación en absoluto hermetismo. Radio U. de Chile, 23 de septiembre de 2011. Ver Noticias Relacionada: "Fiscalía de Los Andes investiga vertimiento de cobre en río Blanco"


El pasado jueves a las 6 de la mañana se notificó un derrame de la empresa Codelco división Andina, originado en la fisura de un estanque acumulador que liberó 300 metros cúbicos de concentrado de cobre, el que afectó los suelos adyacentes y llegó al río Blanco, afluente del río Aconcagua, importante fuente de agua para consumo humano y riego.

La situación originó un rápido despliegue técnico para evitar una emergencia ambiental en la zona. Cerca de cien metros cúbicos se propagaron por la superficie adyacente al estanque. La empresa informó que cinco metros cúbicos de concentrado de cobre cayeron en el río Blanco, aun cuando hay monitoreo de especialistas para confirmar esta información.

La presidenta de la Agrupación Ecológica de Aconcagua, Silvia Chávez, señaló que la comunidad cuenta con información desde trabajadores de Codelco sobre una cifra mucho mayor del derrame, además de escapes de gas al interior de la planta Andina.

“Gente que trabaja arriba nos ha llamado y dicen que es mucho mayor el contenido que se liberó al río, pero la cantidad exacta no la tenemos, para eso necesitamos estudios, porque lo demás son especulaciones. Respecto al gas, dicen que es una cañería abierta, o una llave, y necesitamos saber porque hay gente que se siente mal y si se está liberando gas, se está liberando también a la atmósfera”, sostuvo Chávez.

Al lugar llegó personal de las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud y Medioambiente de la V Región. El seremi de Medioambiente de la región de Valparaíso, Hernán Brucher, informó de distintos peritajes respecto a una eventual emergencia ambiental en la zona.

El funcionario ministerial informó que “se han dado inicio a los sumarios respectivos, se han tomado las muestras y trabaja la Dirección de Aguas. Estaremos atentos y hay seguimiento para saber si hay daño ambiental y pediremos la intervención del Consejo de Defensa del Estado”.

En esta línea, la dirigente de la Agrupación Ecológica de Aconcagua solicitó informes particulares e independientes, esto por ser Codelco una empresa estatal investigada por el propio ministerio, sumado a la información contradictoria que surge de los trabajadores, quienes advierten de mayores daños que lo indicado en el comunicado oficial.

Silvia Chávez recalcó que “sería respetuoso y pertinente que haya una entidad independiente aparte de las entidades gubernamentales, que vengan a tomar muestras. Que Esval se haga cargo y haga estudios particulares, da mucho que pensar cómo se hacen los estudios ambientales en Chile, eso no es duda para nadie”.

Codelco emitió una declaración donde admite fisuras en la costura de un estanque compensador, acumulador de concentrado de 550 metros cúbicos de capacidad. “Ocurrido el evento, la división tomó las acciones operativas que permitieron la contención en planta de la mayoría del derrame. Adicionalmente se ha dispuesto la adición de floculante en el río, de manera de decantar los potenciales sólidos existentes y, por lo tanto, clarificar el agua”, señala el documento.

Por su parte, el ministerio de Salud informó de peritajes en el curso del río Blanco, los que tendrían índices normales de contenido mineral, sin declararse de forma oficial la emergencia.

 

Comments are closed.