Electricidad y conflictos

Carta al director de Rodrigo Bóquez, economista de Fundación Terram, septiembre de 2011.;


Sr. Director:
La conflictividad socioambiental suscitada frente a iniciativas de generación eléctrica dejó de constituir un fenómeno aislado, y si bien en sí misma no establece variables vinculantes que detengan la materialización de tales proyectos, permiten visualizar el nivel de sensibilidad que ha alcanzado la sociedad en este tema, fundada de manera exclusiva en la evidencia de los impactos asociados, que van desde impactos ecosistémicos y desarticulación del entramado social en el caso de proyectos hidroeléctricos, hasta efectos en la salud de la población debido a la emisión de contaminantes provenientes de centrales termoeléctricas.

Fundación Terram, a través de la actualización de su documento “Catastro de proyectos de generación eléctrica en Chile” publicado en enero de 2009, logró establecer que entre el periodo del 01 de enero de 2010 y el 30 de junio de 2011, de los 222 proyectos en estado de “aprobado” y “en calificación”, los que suman un potencial de generación de 26.148 MW, a lo menos 153 genera conflicto, sea éste de carácter social, ambiental y/o económico, lo que en términos de potencia significa que el 87% (22.845 MW) de la capacidad de generación considerada enfrenta oposición por parte del algún grupo social.

Este conjunto de antecedentes, nos llevan a sostener que Chile necesita discutir de manera seria y profunda sobre el desarrollo íntegro de una política energética/eléctrica de largo plazo, la que debe considerar la inclusión de todos los actores. Se debe constituir una mesa en la que gobierno, ciudadanía como sector privado acuerden, las necesidades, urgencias y direcciones de este sector, poniendo sobre la mesa no sólo consideraciones económicas, sino también sociales y ambientales, variables que sin lugar a dudas condicionan el futuro del desarrollo que tanto se ha hablado.

Comments are closed.