Episodios de malos olores y contaminación acentúan preocupación de nacimentanos

Situación se presentó de manera simultánea al apagón que afectó a gran parte del país, el sábado.;; Una fuerte explosión y olores químicos percibieron el fin de semana. La Tribuna de Los Angeles 26 de septiembre de 2011.


Cuando la noche del sábado recién pasado, un apagón afectaba a gran parte del país, con una población afectada de 10 millones de personas, en Nacimiento crecía la preocupación, por una fuerte explosión que alertó a los vecinos, que minutos más tarde, dijeron sentir fuertes olores químicos. Incluso hubo personas que llegaron hasta el cuartel de Carabineros, solicitando una masiva evacuación, según se describió.

En diálogo con La Tribuna, el dirigente de la Junta Vecinal “Lautaro”, Juan Carlos Vargas expresó que el temor de la población fue el aumento, y que requieren con extrema urgencia, de una respuesta concreta de las autoridades medioambientales, puntualizando que el problema lo abordaron y plantearon a través de una carta, enviada con fecha 07 de abril y que recién recibieron respuesta a fines de agosto.

“Estamos demasiado preocupados por estos episodios que se presentan en la planta CMPC. A consecuencia del apagón del sábado, en la planta se paralizó el funcionamiento de la caldera” expresó, agregando que las secuelas que debieron enfrentar fueron realmente preocupantes.

“Los vecinos que vivieron de cerca el problema, sintieron una explosión y un olor insoportable a azufre. Con el corte de luz, la caldera quedó sellada y sin posibilidad de escape. Esto puede llegar a ser tan peligroso que puede provocar una explosión de grandes proporciones” señaló, al agregar que el fuerte ruido fue previo a la emanación de malos olores. Agregó “porque resulta que con la falta de energía, debieron abrir las válvulas, para que no se acumule presión y no correr el riesgo de un reventón, que hubiese sido peor. Al abrir las válvulas, provocaron una contaminación de malos olores” aseveró.

Juan Carlos Valdés acotó que forma parte de la rutina de los residentes en Nacimiento, el convivir con los malos olores que produce la industria, pero que son fácilmente perceptibles por quienes llegan ocasionalmente a la comuna. “Acá los vecinos están acostumbrados al tema, porque es de todos los días, aunque a veces disminuye su intensidad. En la fábrica, de día se trabaja a menor intensidad, pero en las noches, se trabajan a toda máquina. Tratan de evitar no contaminar, pero en la noche la situación cambia. Es por eso que la gente reclama que los malos olores se acentúan entre las dos y las tres de la madrugada” afirmó.

DESESPERACIÓN Y RESPUESTAS
A juicio del dirigente vecinal, Juan Carlos Valdés, como vecinos no han sido considerados, pese a ser los más afectados, recordando que el sábado, cuando 10 millones de personas resultaban afectadas por el apagón, en Nacimiento, había incertidumbre y desesperación.
“Inclusive el sábado, era tal la desesperación, que hubo vecinos que pidieron a Carabineros realizar una evacuación, pero al final los mismos señores de la planta CMPC, minimizaron la situación y descartaron que sea necesario evacuar a las familias” según manifestó.
Agregó que de manera cotidiana, los vecinos deben sufrir el impacto que provoca la contaminación. “Del problema, nosotros tenemos una visión distinta, porque la contaminación siempre la hemos percibido, a través de los malos olores. Es un olor a azufre, de esos baños antiguos de pozo. A veces el olor es tan fuerte, que duele la cabeza y dan náuseas. Es peor para quienes visitan la comuna por primera vez. Uno por último, ya está más acostumbrado, pero a la larga, esto hace daño” dijo el dirigente vecinal.

Respecto de la situación vivida el sábado, cuestionó que el apagón haya provocado directamente los episodios de malos olores.
“La empresa cuenta con energía autónoma en caso de emergencia.

Qué pasó, por qué nuestro entorno se contaminó y el sistema operativo de la empresa se descontroló. No lo sabemos, pero se requiere de soluciones reales” subrayó, al agregar que inquietudes también las plantearon al secretario regional ministerial del medioambiente.
Al respecto, sostuvo que el problema del “pito del tren” fue solucionado pero que la contaminación ambiental, es un problema, aún mayor. “Piensan que por haber solucionado el problema del pito del tren, está todo resuelto y que ya no hay ningún problema, pero eso no es así. Los temas de fondo, son otros. Es la contaminación. En todas partes pasa el tren y toca el pito, pero aquí era exagerado y los problemas de contaminación, todavía peores” remarcó.

Además formuló cuestionamientos a la lenta reacción de las autoridades medioambientales de la región respecto de la misiva enviada a comienzos de abril. “Pasaron cuatro meses y nos respondieron el 31 de agosto. Consideraron que no era prudente enviar respuesta a la comunidad, pero somos nosotros los que estamos planteando el problema. No nos explicamos cómo se puede olvidar un tema tan importante para una comunidad. Eso lo planteamos también en la última visita que realizó a Los Ángeles, el seremi del Medio Ambiente. Nuestro problema es más grave que la contaminación de las estufas a leña” enfatizó, al agregar que hace un mes aproximadamente, la autoridad se comprometió a gestionar una reunión con los involucrados. “Ese encuentro sería a fines de septiembre, pero hasta ahora nada. No hemos sido informados” sentenció.

Comments are closed.