Estados Unidos culpa a malas decisiones de BP por derrame de petróleo en Golfo de México

Las malas decisiones tomadas por la petrolera BP en la gestión de su pozo Macondo fueron, por encima de los errores de sus contratistas, la principal causa del vertido en el Golfo de México, concluyó una investigación realizada por el gobierno de Estados Unidos. Diario Financiero, 15 de septiembre de 2011.


El informe final conjunto de la Guardia Costera y la Oficina de Gestión y Regulación del Océano de EEUU (Boemre en inglés) señala como causa principal del vertido que comenzó el 20 de abril de 2010 “el fracaso de BP a la hora de enfrentar los riesgos asociados con una serie de decisiones” que pretendían ahorrar tiempo o costos.

La explosión que mató a 11 personas y vertió casi 5 millones de barriles de petróleo al mar fue el resultado de “una mala gestión de riesgos, cambios de último minuto en los planes, falta de respuesta a indicadores clave, un inadecuado control del pozo y un entrenamiento insuficiente en respuesta a emergencias”, consigna el reporte.

El documento que se publicó ayer tras 17 meses de investigación era esperado por la industria y podría tener un fuerte impacto sobre la concesión de permisos para futuras perforaciones en alta mar y que dependen de Boemre. Es más, estos antecedentes se suman a las conclusiones que publicó en enero la comisión designada por el presidente Barack Obama tras el desastre, y que repartió la culpa entre BP y sus empresas subcontratadas, Halliburton y Transocean.

La Guardia Costera y la Boemre, también apuntan a estas dos compañías, en especial a su falta de coordinación a la hora de gestionar la plataforma. “El fracaso de BP y Transocean a la hora de asegurarse de que tenían un enfoque común e integrado en el control del pozo fue una posible causa de la explosión de Macondo”, advierte el informe.

Otros puntos que destacan son las deficiencias de seguridad de Transoceanic, la falta de mantenimiento por parte de BP y el uso de materiales baratos en el proceso de cementación efectuado por Halliburton.

El informe advierte además que podrían volver a efectuar inspecciones sorpresa en las plataformas del Golfo.

Comments are closed.