Ministra Benítez admite que nube tóxica puede repetirse

Gases emanan desde el complejo industrial Ventanas. Para impedirlo, Gobierno promueve nuevo plan de descontaminación, normas más estrictas para fundiciones y una ley de tribunales ambientales.;El Mercurio, 02 de septiembre 2011.


"Puede pasar". Con esta expresión, la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, admitió que el episodio de la nube tóxica que el miércoles afectó a cinco colegios de Quintero puede volver a ocurrir. Los gases, provenientes del complejo industrial Ventanas, intoxicaron a 30 personas, según el nuevo reporte que ayer entregó la autoridad de Salud. La situación no es inédita. El 23 de marzo, una primera nube tóxica emanada desde la planta de ácido sulfúrico de Codelco-Ventanas intoxicó a 42 integrantes de la comunidad escolar de La Greda, al otro extremo de la bahía de Quintero.

"Este problema lleva más de 40 años. No lo vamos a solucionar de un día para otro", dijo Benítez. La secretaria de Estado hizo referencia a que el actual marco legal es insuficiente y que las reformas que está impulsando el Gobierno tomarán tiempo, como la ley de tribunales ambientales, que despachó al Congreso.

Este proyecto de ley, en tercer trámite constitucional en el Senado, faculta a la ya creada Superintendencia del Medio Ambiente a multar con hasta US$ 10 millones y a cerrar empresas contaminantes. "Emplazo a los senadores a que pongan en tabla este proyecto", dijo Benítez.

Otros proyectos pendientes son actualizar el Plan de Descontaminación del complejo industrial Ventanas, sin cambios desde 1992, para incorporar al total de 19 empresas peligrosas y contaminantes, ya que hoy sólo involucra a Codelco y a Gener. Ello partió el 22 de julio, pero contempla 60 días para que los interesados aporten antecedentes. La norma que sube el estándar para los gases que emiten fundiciones será dictada el próximo año.

Patrón común

La ministra Benítez confirmó también que en forma coetánea a la nube de gas de Quintero las estaciones de monitoreo registraron un alza de dióxido de azufre (SO {-2} ). Al igual que en el episodio que en marzo afectó a La Greda, los niveles de este gas tampoco sobrepasaron la norma.

"Por minutos, hubo un peak en la concentración de SO {-2} , que probablemente sea el origen de la nube que percibió la gente", dijo Benítez. En ese lapso, el rango fue "mucho más alto" que lo que fija la norma, pero ésta dice que debe prolongarse por una hora para estimar que ha sido superada.

Los síntomas que presentaron los pacientes en ambos episodios también son "completamente compatibles", dijo el seremi de Salud, Jaime Jamett.  
 
– EMERGENCIA: Codelco negó ser el responsable de la nube tóxica del miércoles. Sus equipos estaban en mantención. 

 

Comments are closed.