Salmoneras aplicarán planes de contingencia ante enfermedades

La idea de dichas iniciativas es que, frente a un eventual desastre sanitario similar al del virus ISA, “no nos encontremos con decisiones improvisadas y que hagan perder tiempo”, señaló el jefe de la división de acuicultura de Subpesca, José Miguel Burgos. Estrategia, 16 de septiembre 2011.


El Gobierno dio un nuevo paso para fortalecer la estructura sanitaria de la industria salmonera nacional, que apuesta a facturar sobre los US$5.000 millones de acá al año 2020, desde los US$3.000 millones actuales, luego que el Reglamento Sanitario (RESA) fuera aprobado por la Contraloría. Este establece que cada una de las empresas del sector tendrá la obligación de presentar y tener disponible un plan de contingencia anual frente a posibles mortalidades masivas, tema de carácter clave que Sernapesca monitoreará de cerca, de acuerdo al jefe de la división de acuicultura de Subpesca, José Miguel Burgos.

La idea es que, frente a un eventual desastre sanitario similar al del virus ISA, “no nos encontremos con decisiones improvisadas y que hagan perder tiempo. Por ejemplo, las salmoneras deberán que tener definido a dónde irá la mortalidad, cómo la moverán, qué tipo de embarcaciones utilizarán, en caso de haber, por ejemplo, un bloom de algas masivo”.

Las empresas que son parte de la industria salmonera han estado trabajando en los planes de contingencia, desde el año pasado, en específico respecto a sus operaciones en las regiones de Aysén y Los Lagos. El Sernapesca va a definir los requisitos mínimos del plan, en el corto plazo, ahora que ya está aprobado el Reglamento Sanitario. Ello para que las compañías comiencen a aplicar los planes de contingencia lo más pronto que se pueda”, dijo Burgos.

En esa línea, el Sernapesca contrató a la Universidad de Chile para que efectuara un estudio, que está orientado de manera central a las macrozonas y su nuevo sistema de trabajo, las cuales debieran tener la capacidad de absorber estas contingencias que elaborarán las compañías.

En tanto, Burgos indicó que cada macrozona deberá tener un plan de manejo sanitario, el que corresponde a las medidas de mitigación que los barrios o la concesión usará como base productiva. “Está ligado al reglamento de densidades, que debieran entrar en vigor en el próximo ciclo productivo”, afirmó.

Los Comités

Por otro lado, se fortalecerá la figura de Comité de Riesgo, que aunque ya estaba en la regulación anterior, “nunca funcionó y permitirá a Subpesca y al Sernapesca constituirlo en temas específicos de la industria salmonera, dándole un apoyo científico con visión igualmente de las empresas. Además, contará con financiamiento”, indicó Burgos.

A su vez, el Panel de Expertos continuará sus labores, cada vez que se le requiera, en temáticas de producción en lagos, ríos y estuarios, macrozonas y la fórmula de cálculo del score de riesgo por compañía.  

Comments are closed.