Servicio de Biodiversidad debería incluir la conservación de especies vegetales fuera de su hábitat

Ésta fue una de las propuestas realizadas por la Red Chilena de Jardines Botánicos, quien expuso junto con los representantes del Centro de Estudios del Desarrollo, del Consejo Nacional de Guardaparques, y de la Universidad Diego Portales, ante las Comisiones Unidas de Agricultura y Medio Ambiente.;Senado.cl, 27 de septiembre 2011.


Como muy positivo calificó el integrante de las Comisiones Unidas de Agricultura y Medio Ambiente, senador Carlos Larraín, las exposiciones de diversas organizaciones ante la instancia, en especial, la de la Red de Jardines Botánicos, Antonia Echeñique, quien abogó por agregar en el proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad, las definiciones de los conceptos conservación ex situ, o mantenimiento fuera del hábitat natural de las especies vegetales y de los bancos de germoplasma o almacenamientos de recursos genéticos.

Cabe señalar, que junto la Red Chilena de Jardines Botánicos también expusieron los representantes del Centro de Estudios del Desarrollo, Guillermo Espinoza; del Consejo Nacional de Guardaparques, Osvaldo Herrera y el abogado de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, Juan Pablo Arístegui.

Al respecto, el senador Carlos Larraín explicó que el objetivo primordial de la conservación ex situ es mantener la supervivencia de las especies en su medio natural, "por lo que debe ser considerada como un complemento para la conservación de especies y recursos genéticos in situ, sobre todo cuando tratamos con especies críticamente amenazadas".

Añadió que "la propuesta de la Red Chilena de Jardines Botánicos, me pareció muy interesante porque apuntó a incorporar la modalidad de conservación ex situ en varios artículos del proyecto, lo que permitirá que los bancos de germoplasma, jardines botánicos, arboretum sean considerados actores relevantes en la estrategia de conservación de la biodiversidad del país".

A su vez, el legislador subrayó que el Ejecutivo "busca avanzar especialmente en esta iniciativa que es muy necesaria para nuestro país, cuya normativa estimulará a los guardaparques, quienes serán finalmente los que aplicarán estas leyes".

Indicó que el tema central de la exposición del abogado de la Universidad Diego Portales, fue el artículo 71 del proyecto que se refiere que las normas que contendrá dicha iniciativa significará la aplicación y ejecución de diversos convenios internacionales, entre ellos, sobre la Protección de la Flora, la Fauna y las Bellezas Escénicas Naturales de América, de 1940, y sobre la Diversidad Biológica, de 1992, entre otros.

El abogado Arístegui explicó que "las expresiones utilizadas en el proyecto que se refieren a aplicar, ejecutar e implementar, no son necesariamente sinónimas".

Agregó que "aplicar, en este caso, es la operación consistente en dar efecto a un tratado internacional, es decir, cumplir con el tratado e implementar, por su parte, consiste en la ejecución normativa e institucional de las obligaciones de los tratados internacionales que no sean directamente aplicables (normas non self executing)".

Advirtió, que "una ley puede implementar un tratado y sin embargo, no aplicarlo bien. O bien, puede implementarlo parcialmente lo que supone una aplicación y cumplimiento parcial. Por eso es importante tener estos puntos claros al momento de incluirlos en este proyecto de ley".

En tanto, el representante del Centro de Estudios del Desarrollo, Guillermo Espinoza dijo que este proyecto "no aborda la biodiversidad como un nuevo paradigma de conservación y se enfoca principalmente en un instrumento de conservación que son las Áreas Silvestres Protegidas".

Por su parte, el representante del Consejo Nacional de Guardaparques, Osvaldo Herrera, manifestó que "se deben resguardar otros derechos relacionados con las Áreas Silvestres Protegidas, ASP, como son los derechos sobre el material genético y los derechos de agua. Hoy de las 100 ASP creadas sólo dos o tres cuentan con algún derecho de agua de los existentes en su territorio".

Asimismo, indicó que "se debe crear un modelo de desarrollo territorial en torno a las Áreas Silvestres Protegidas, considerando a éstas como áreas núcleo, como bien lo plantea la Unesco con el manejo de las Reservas de la Biosfera, donde puedan existir zonas de amortiguamiento e incluso corredores biológicos, con distintos grados de protección, que sean considerados obligatoriamente en los planes de desarrollo comunales, regionales y nacionales". 

 

Comments are closed.