Termoeléctrica FibroAndes en Pichidegua y la Falta de Participación Ciudadana

Los vecinos de Pichidegua y Patagua Cerro en el Valle del Cachapoal, agrupados en el Comité de Defensa del Medio Ambiente de Pichidegua, alertan a la comunidad sobre el proyecto termoeléctrico FibroAndes que se pretende levantar en el corazón agrícola de la VI Región. Este proyecto basado en la quema de guano de pollo broiler y viruta, dañará con sus emanaciones uno de los 25 mejores suelos del mundo y el alcance de la emisión de contaminantes podría afectar cerca de 18 mil personas. Por Comunicaciones Terram, 16 de septiembre 2011.
Descargue entrevista relacionada a este tema AQUÍ.


El 18 de Mayo la empresa FibroAndes, perteneciente al Consorcio Energético Nacional, presentó una Adenda como respuesta a las 94 observaciones que diversos servicios públicos realizaron a la Declaración de Impacto Ambiental presentada por la empresa con anterioridad- el 18 de agosto del año 2010-. Luego, los mismos servicios observaron múltiples falencias e inexactitudes presentes en este informe lo que implicó 54 observaciones que FibroAndes debe responder antes de fin de año.

Estas observaciones y la detención de la aprobación del proyecto se deben a la organización que en Pichidegua han realizado los vecinos, quienes se han contactado con sus autoridades y expertos para poder explicarles de qué se trata este proyecto termoeléctrico y cómo afectará a la comuna y sus habitantes. Respecto a esto Claudia Soto, miembro de la Agrupación Cachapoal Sin Termoeléctricas y geógrafa de la Universidad de Chile, señaló que “la empresa ha dado información errónea a nuestros vecinos, algunos incluso pensaban que era una hidroeléctrica, que no era contaminante y que no los afectaría”.

La Termoeléctrica que se pretende instalar en Patagua Cerro afectará uno de los 25 mejores suelos del mundo y el alcance de la emisión de contaminantes afectará a alrededor de 18 mil personas. Su funcionamiento basado en la quema de guano de pollo broiler– cuya alimentación contiene arsénico- liberaría metales pesados y gases altamente tóxicos al ambiente, además de utilizar grandes cantidades de agua diarias, en un valle que es principalmente agrícola. “Este valle es rico en actividad agrícola, su gente vive de eso, y la escasez de agua se hace cada vez más latente, un proyecto así viene a destruir la actividad económica de la comuna y a la vez se contradice al plan de desarrollo comunal que apunta al desarrollo agroturístico de la zona” afirma Soto.

En cuanto al agua que se pretende utilizar, la termoeléctrica en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA) señaló que se utilizarían 35 litros por segundo (3 millones de litros de agua diarios) situación que acabaría con la reserva de agua del Valle del Cachapoal. Dentro de las 94 observaciones presentadas se encontraba este hecho, por lo cual en la Adenda de mayo la empresa cambió drásticamente la cantidad a 2,7 litros por segundo y señaló que el enfriamiento será con aire. “Es extraño e improvisado este cambio, ya que no especifican cómo se realizará el enfriamiento por aire, y creemos que para ello es necesario una nueva estructura. No entendemos como el Servicio de Evaluación Ambiental no ha rechazado de plano el proyecto ante esto, ya que no específica esta nueva arista”, manifestó Claudia Soto.

En este momento la aprobación del proyecto está detenida hasta que la empresa dé cuenta de las observaciones que diversos servicios públicos han hecho a su Declaración de Impacto Ambiental. El plazo se extiende hasta el 14 de diciembre de este año.

La falta de participación ciudadana

Si bien los servicios públicos se han manifestado en contra del proyecto, al igual que las autoridades comunales y parlamentarios, el hecho de que el proyecto haya ingresado por Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y no por Estudio de Impacto Ambiental (EIA), lo que implica que en el proceso de aprobación no tiene cabida la participación ciudadana. Ante este hecho Claudia Soto señaló que “es sumamente preocupante este hecho porque la termoeléctrica de FidroAndes se instalará cerca de un colegio y de los hogares de nuestros vecinos, una termoeléctrica de cuyas características hay sólo 5 en el mundo por su alto impacto en el entorno”. En este sentido el colegio médico de la VI región apoya al Comité de Defensa del Medio Ambiente y se ha comprometido a elaborar un documento técnico que establezca las razones de por qué la Termoeléctrica es dañina para la salud de los habitantes de Pichidegua y Cerro Patagua.

Según el Comité de Defensa del Medio Ambiente Pichidegua una termoeléctrica de iguales características instalada en Minnesota EE.UU “ha presentado problemas con las fiscalizaciones medioambientales por contaminación en el aire, a pesar de que cuentan con una atmósfera abierta, aquí en Chile en los valles de la zona central contamos con el fenómeno de inversión térmica”, lo que se debe a la presencia de cordones montañosos y que se corrobora, según el Comité, con que en los valles existan zonas declaradas saturadas de PM10 (material particulado), contaminante que genera daños en la salud, particularmente en el sistema respiratorio.

Ningún beneficio

Según el Comité de Defensa, FibroAndes generará cerca de 40 puestos de trabajo, en contraposición a los 15 mil empleos que otorgan las empresas agrícolas presentes en el Cachapoal. Claudia señala que “otro tema importante, y que no fue consultado con la ciudadanía, es de qué van a vivir cuando las tierras en las que trabajan se vean afectadas por la contaminación o por la falta de agua”, según la geógrafa la empresa sólo viene a disminuir la calidad de vida de los vecinos y acusa que la empresa ha realizado una “campaña del engaño ya que ha prometido a la gente electricidad más barata, ha dicho que vecinos apoyan la termoeléctrica y muestra fotos de sus representantes en juntas de vecinos de otras comunas, a modo de validación de sus dichos”, precisa Soto.

Bajo es incierto panorama, las agrupaciones ciudadanas han declarado que no pararan las actividades, manifestaciones ciudadanas y menos la búsqueda de apoyos y asesorías con entes especializados, para evitar la instalación de la termoeléctrica de FibroAndes. Además continuarán con su programa de radio llamado “Yo amo mi Tierra”, transmitido por radio Azúcar, espacio radial que les ha servido para informar a la comunidad sobre este proyecto y sus nefastas externalidades.

Darán continuidad, además a las charlas abiertas que cuentan con la asesoría y apoyo de GAIA América Latina, “ puedo adelantarles que este 18 realizaremos un desfile lúdico en repudio a la termoeléctrica en el centro cívico de Pichidegua, evento ciudadano a que todos están invitados”, puntualizó Claudia Soto.

Comments are closed.