Instalan primer panel solar fotovoltaico de Sudamérica

Genera hasta un 30% más de electricidad, casi el doble que uno de silicio. La iniciativa fue impulsada por Enor Chile y la empresa estadounidense SolFocus, y servirá como base para emplazar otro panel en Calama.;;Diario Financiero 09 de noviembre 2011.


En alianza con la compañía estadounidense desarrolladora de sistemas energéticos solares SolFocus, la empresa Enor Chile inauguró en sus dependencias ubicadas en Santiago, el primer panel fotovoltaico de Sudamérica, que cuenta con tecnología CPV (Concentrator Photovoltaic) capaz de concentrar más de 650 veces la energía del sol en un solo punto, convirtiendo aproximadamente un 30% de luz en electricidad, casi el doble de un panel de silicio que alcanza un 19%.

La iniciativa servirá como base para la instalación de otro panel piloto en Calama, que tendrá como objetivo analizar la radiación y el costo operacional de este tipo de tecnologías para situaciones extremas de radiación y polvo. Ambos sistemas generarán en conjunto alrededor de 17,6 KW de energía.

“El futuro de las Energías Renovables No Convencionales está en el Norte Grande. Allá existe un 75% de generación eléctrica en base a carbón y la energía solar debe ser la energía sustentable de esa zona”, comenta Rodrigo Sáez, gerente general de Enor Chile.

El panel utiliza 20 espejos parabólicos que captan la luz del sol y la condensan dentro de celdas fotosensibles de alta eficiencia, y funciona realizando un seguimiento solar y controlando su posición para maximizar la producción de energía. Asimismo, monitorea continuamente el estado del viento para evitar daños y es altamente reciclable, ya que el 95% de sus componentes son de vidrio y aluminio, que son inmunes a la degradación ultravioleta a largo plazo.

“La tecnología CPV tiene la capacidad de aumentar o disminuir según cada proyecto, lo que es un factor de importancia para las dinámicas necesidades energéticas de la industria chilena”, dice Nancy Hartsoch, vicepresidenta de Comercialización de SolFocus. “Además puede entregar energía más limpia y de bajo costo para el sector”, agrega.

A diferencia de un panel tradicional, que ocupa cinco o seis hectáreas para generar 1 MW, los paneles fotovoltaicos requieren de sólo 2,5 hectáreas para producir la misma cantidad de energía, lo que se traduce en una menor inversión de capital y menos mantención en el tiempo. Por último, pueden desplegarse en pendientes y tener hasta cuatro veces la inclinación de uno convencional.   Por Alejandra Clavería.

Comments are closed.