Con microalgas buscan descontaminar Puchuncaví

Proyecto de la empresa Clean Energy emplazado en la Central Ventanas de AES Gener promete disminuir entre un 6 y 7% las emisiones de gases. Inversión bordea los US$ 2 millones.;El Mercurio de;Valparaíso, 12 de noviembre;2011.;
;


La promesa de dejar de ser una zona ambientalmente deprimida cobró especial relevancia ayer para los habitantes de Puchuncaví con la inauguración de una planta experimental que utiliza microalgas extraídas de la desembocadura del estero de Campiche para la producción de biocombustible.

Se trata de un innovador proyecto que desarrolla la empresa Clean Energy y que está emplazado en la Central Ventanas 1 de AES Gener, cuya inversión ya asciende a los US$2 millones.

Debido al positivo impacto que promete tener en el mediano plazo dicho emprendimiento para la localidad de Ventanas y el país en general, es que la ceremonia inaugural contó con la presencia de los ministros de Energía y Medioambiente, Rodrigo Alvarez y María Ignacia Benítez, respectivamente, además de autoridades locales y regionales.

En la ocasión, el presidente de AES Corp, Andrés Gluski, destacó que la iniciativa reúne todas las condiciones para comenzar a operar en forma industrial, mejorando no sólo la calidad del medio ambiente del sector, sino además abriendo nuevas oportunidades de trabajo a la comunidad local.

"Estamos muy contentos de haber apoyado el esfuerzo de Clean Energy, aportando el espacio necesario en nuestras instalaciones de Ventanas, los servicios básicos y los gases provenientes de las plantas térmicas, que permiten el crecimiento de las microalgas", acotó el ejecutivo.

APORTE EN CIFRAS

Andrea Irarrázaval, subdirectora de Clean Energy, resaltó que en el narco contractual con la compañía productora y distribuidora de energía eléctrica está estipulado que el nuevo parque industrial funcione en un perímetro de 100 hectáreas, contribuyendo a disminuir entre un 6 y 7% las actuales emisiones de gases
con una producción de 5.400 toneladas de biodiésel al año.

"Nosotros hemos desarrollado esta planta de tal manera que la podemos replicar con algunas modificaciones de automatización en cualquier parte que tengamos suelo apto para construir, por lo que el objetivo es repetir la experiencia en las instalaciones que la empresa tiene en Tocopilla y Mejillones", adelantó la empresaria.

Consultada respecto al funcionamiento de la planta, explicó que las microalgas se alimentan del carbono contenido en los gases emitidos por los procesos industriales, como los que generan las plantas térmicas, liberando de esa forma oxígeno en el proceso.

Agregó que al multiplicarse generan biomasa apta para producir biocombustibles.

El proceso se inicia con la selección de microalgas nativas. Luego se aclimatan en laboratorios y se insertan al circuito de fotobiorreactores, en que son alimentados por gases emitidos por la planta térmica. "Nosotros consumimos 12 toneladas de gases al día, en una plata de 32 reactores con una producción de 10 a 15 litros de biodiésel y estamos haciendo los estudios para una planta de biogas", aclaró.

La ministra de Medioambiente, María Ignacia Benítez, valoró el proyecto, destacando que "conjuga los tres pilares fundamentales del desarrollo sustentable, que son el cuidado del medioambiente, el crecimiento económico y la equidad social, y en este caso especial en la comuna de Puchuncaví que se ha visto expuesta a tanto impacto de la contaminación ambiental".

El ministro de Energía, Rodrigo Alvarez, destacó el esfuerzo de ambas firmas por generar energía más limpia y contribuir a mejorar el medioambiente.

La diputada Andrea Molina llamó al resto de las empresas a seguir este ejemplo. "Creo que Enap debería tomar este camino. Hoy existen proyectos como este que están entrando en el mercado y que pueden aportar lo que necesitamos: devolverle el equilibrio, la sustentabilidad y la salud a nuestra gente. Codelco también puede hacer lo mismo, al igual que otras empresas en este parque industrial", recalcó.  
 
REDES DE APOYO

El proyecto contó con el apoyo de un grupo de profesionales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y de la Corfo, entidad que a través de InnovaChile aportó $144 millones. Tras cinco años de investigación. Clean Energy y AES Gener acordaron un marco contractual que será la base para la suscripción de un contrato a largo plazo asociado a la captura de gases, compra de biocombustibles y certificados de reducción de emisiones. En la actualidad, Clean Energy está realizando estudios para generar biogas y ver la posibilidad de replicar la experiencia en Juan Fernández y en Isla de Pascua.

 

Comments are closed.