El proyecto eólico en Chiloé que amenaza a las ballenas azules

La construcción de turbinas en el sector de Mar Brava en el noroeste de la isla alteraría el ecosistema. Activistas exigen que se hagan "estudios completos de impacto ambiental". Radio Cooperativa.cl 29 de noviembre 2011.


El proyecto de parque eólico en el sector de Mar Brava en la Isla Grande de Chiloé se enfrenta con grupos ambientalistas que argumentan que su instalación provocaría serios daños en el ecosistema de la costa noroeste de esa zona del sur de Chile. La construcción impulsada por la empresa Ecopower, según los activistas, causaría sobre todo un grave impacto en el tránsito de un número de ballenas azules que llegan todos los años a la zona para alimentarse de la masiva cantidad de krill que se produce en el lugar, gracias a los nutrientes que fluyen en la Corriente Circumpolar Antártica.

Según un reportaje publicado por National Geographic, a raíz de los postes que se establecerían en medio del mar, a 20 kilómetros de Ancud, los gigantescos mamíferos verían desestabilizada su alimentación así como también su desplazamiento.

Pero la amenaza no estaría cercada solamente con las profundidades, ya que en la superficie también se verían afectadas las aves migratorias, especialmente pingüinos, chungungos y lobos marinos, entre otras especies marinas, también se verían afectadas por las obras.

Las turbinas
El parque eólico de Ecopower tiene un costo que alcanza los 235 millones de dólares (más de 122.900 millones de pesos), y se extendería por mil hectáreas en la costa de ese sector conocida como Mar Brava.

Este involucra la instalación de 56 turbinas, que generarán un total de 112 megawatts, lo que significa el triple de lo que la isla necesita; buscando independizarse del suministro proporcionado por el continente e incluso entregándole energía a este.

La directora del Centro de Conservación Cetácea y líder de la oposición al levantamiento del emplazamiento, Bárbara Galletti, aseguró que "este proyecto no solo necesita presentar declaraciones de impacto, sino que un estudio completo de impacto ambiental".

Por contraparte, el gerente general de EcoPower, Julio Albarran, aseguró que a pesar de que la empresa legalmente no está obligada cumplir con esos informes, igualmente ha realizado varios estudios sobre el impacto en las aves de la zona, por lo que se concretaron cambios en los diagramas para mitigar daños.

En el caso de las ballenas, estos quedaron descartados, sobre lo que argumentó que "las instalaciones de viento mar adentro podrían dañar a las ballenas, pero no existen estudios que estas mismas en tierra provoquen algún inconveniente en los animales". La autoridades ambientales chilenas aprobaron el proyecto en agosto, pero está en manos de la Corte Suprema la decisión de acoger la demanda de los grupos opositores.

Comments are closed.