Estados Unidos, Japón y Canadá dificultan acuerdos en Conferencia sobre Cambio Climático de Durbán

Entre el 28 de noviembre al 9 de diciembre se desarrolla la Conferencia por el Cambio Climático, que busca extender los compromisos del Protocolo de Kioto y profundizar los acuerdos de Cancún del año pasado. Sin embargo, las grandes potencias se han mostrado reticentes a firmar. Radio Universidad de Chile.cl, 29 de noviembre 2011.


Hoy se desarrolla la segunda jornada de la XVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 17) en Durban, Sudáfrica, luego del crudo análisis realizado en el día de inauguración.

“Los 13 años más cálidos (desde 1850) han tenido lugar, sin excepciones, durante los 15 años transcurridos desde 1997”, aseguró Jeremiah Lengoasa, subsecretario de la Organización Mundial de Meteorología, a la vez que “las temperaturas seguirán subiendo”.

El calentamiento global es atribuible al hombre, los más afectados son los países pobres y sus efectos aumentarán en un 20% los desnutridos en el mundo, son las conclusiones entregadas una vez más, y reveladas año a año cuando los países se reúnen a debatir que harán al respecto.

Los acuerdos que se puedan lograr en este encuentro provocan escepticismo debido a la poca voluntad que han mostrado los países desarrollados.

Paola Vasconi, coordinadora del Programa de Medio Ambiente de la Fundación Terram y especialista en cambio climático, afirma que “no esperan grandes resoluciones en esta conferencia, pero sí que se asienten las bases para un acuerdo legalmente vinculante en temas de largo plazo”.

Uno de los avances que se espera en la Conferencia es la firma de un segundo periodo del Protocolo de Kioto, que vence el próximo año, así como la inclusión de los países más contaminantes, China y Estados Unidos. Esto buscaría mitigar los efectos contaminantes en el intertanto mientras se afina la estructura legal del próximo acuerdo.

Países desarrollados ya entregaron su negativa

El Ministro de Medio Ambiente de Canadá Peter Kant señaló que “nuestro gobierno piensa que la firma por el anterior gobierno (canadiense) del Protocolo de Kioto fue uno de los mayores errores que hicieron. El compromiso de nuestro Gobierno es con Copenhague y con un plan realista de reducción de gases con efecto invernadero alineados con nuestro vecino Estados Unidos”.

La Conferencia de Copenhague en el 2009 fue calificada por los representantes de los países latinoamericanos y africanos como una “burla”, ya que el documento emitido como compromiso fue negociado de manera unilateral por los países ricos.

Sobre esto, Paola Vasconi, dijo que “el rol que está jugando Canadá y Japón para que no se extienda el segundo periodo del Protocolo de Kioto podría traer consecuencias nefastas, puesto que la Unión Europea, que ha sido la más proclive en avanzar en esta materia, quedaría sola. Si esto ocurre, ellos finalmente tampoco asumirían el compromiso”.

En cuanto a Estados Unidos, el país norteamericano firmó el Protocolo en su creación en 1997, comprometiéndose a reducir sus gases de efecto invernadero en un 6%, Sin embargo, el 2001 el ex presidente George Bush dijo que no ratificarían el acuerdo y para el 2002 sus emisiones habían aumentado en un 15%. Bush argumentó que el protocolo afectaba su economía y que no se pedía la disminución de contaminantes a los países en vías en desarrollo por igual.

Y es que los países en desarrollo, como China, India o Brasil, también están aumentando sus emisiones de gases de efecto invernadero. El mismo país anfitrión, Sudáfrica, es responsable de más de la mitad de emisiones en el continente africano, debido a un sistema energético basado principalmente en el carbón.

Pero los países en desarrollo argumentan que sus necesidades justifican una exigencia menor en cuanto a la reducción de contaminantes, y que esta se debe realizar de forma gradual.

Después del fracaso de Copenhague, los países volvieron a reunirse el año pasado en Cancún, México. Ahí se concluyó crear un Fondo Verde para mitigar los efectos del cambio climático en los países en desarrollo. Otro de los puntos que se abordarán este año en Durban será el profundizar sobre cómo distribuir estos recursos.

Países que desaparecerán

Pero no son estos los países más afectados con el calentamiento global.

La República de Kiribati es un archipiélago cercano a Australia de 100 mil habitantes y será el primer país en desaparecer producto del cambio climático.

El aumento del nivel del mar dejará a la inundada, por lo que sus habitantes ya se encuentran buscando donde emigrar. Los jóvenes kiribatinos han iniciado una campaña para llamar la atención de la opinión internacional sobre la dolorosa realidad que están viviendo, en un video donde muestran como Kiribati se hunde poco a poco.

Las Islas Salomón, Fiyi, Nauru, Tonga y Vanuatu, son otras naciones amenazadas con perder todo o parte de su territorio cuando el nivel del mar suba por efecto del cambio climático.

Comments are closed.