Libro revela la rica biodiversidad de la Cordillera de Nahuelbuta

Es hábitat de 690 especies de plantas, 108 de aves y 20 de mamíferos, incluidas las únicas poblaciones continentales del zorro chilote.;Hace unos 14 mil años, el paisaje predominante de Chile era el hielo, ya que el planeta pasaba por la última glaciación. Pero algunas zonas, las más altas, no estaban cubiertas por la capa helada, y sirvieron como refugio para la mayoría de las especies de animales y vegetales de la región. Lignum 02 de noviembre 2011.


Un remanente actual de esos refugios naturales es la Cordillera de Nahuelbuta, que todavía es considerada un área prioritaria para la conservación. No es raro por eso que la más reciente publicación de la oficina chilena del Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF) esté dedicada a mostrar su riqueza natural.

"Cordillera de Nahuelbuta, Reserva Mundial de Biodiversidad" presenta, a través de fotografías, mapas y diagramas, la fauna, flora y paisaje humano de esta zona del país, que en los últimos años ha sido sometida a una explotación intensiva de sus recursos.

"Es increíble el paisaje que hay. Existen sitios altos donde tú puedes ver en 360 grados todo lo que hay alrededor. Puedes estar en medio de un denso bosque de araucarias rodeado por todo un suelo intervenido desde el punto de vista forestal como agrícola. Entonces, hay un contraste muy grande", resalta la bióloga Alexia Wolodarsky-Franke, una de las autoras de la publicación.

La investigadora de la Universidad de Buenos Aires, quien obtuvo un magíster en Ecología en la Universidad Austral, destaca que en el área que se extiende entre los ríos Biobío e Imperial, al oeste del Valle Central, se pueden encontrar 690 plantas vasculares (que poseen raíz, tallo y hojas), de las cuales un 38% serían únicas de este lugar.

La rica biodiversidad no sólo se limita a la flora, dice Franke, quien participó en el libro cuando ocupó el cargo de planificadora para la conservación de WWF. En el caso de los anfibios, está presente el 33% de todas las especies de sapos y ranas que habitan el país. De ellos, cinco son propios del área, como los sapos de barrio, de vanzolinii, de Contulmo, de Nahuelbuta y de Bullock. Además, es hábitat de la frágil ranita de Darwin.

Entre las 108 especies de aves presentes destacan el carpintero negro, el pitío, la cachaña y el choroy. Estos dos últimos son claves para dispersar las semillas de araucarias. En el caso de los mamíferos, llama la atención la presencia del zorro de Darwin, uno de los cánidos con menor distribución a nivel mundial y, por lo tanto, más propenso a su extinción. Además, es la única población de la especie en Chile continental.

"Se trata de una gema para la conservación, un lugar que guarda especies únicas en el mundo, con un alto valor biológico", resalta la periodista Susan Díaz, coautora de la publicación y coordinadora de Comunicaciones de WWF Chile. Pero reconoce que ese "excepcional tesoro de vida" enfrenta constantes presiones, como los incendios, procesos de sustitución y degradación del bosque y la extracción no regulada de recursos naturales.

También la publicación da cuenta de la importancia del área como fuente de agua, ya que los bosques nativos funcionan como esponja. Acumulan agua gradualmente y luego la entregan a los cauces del mismo modo. Así, los ríos y arroyos procedentes de Nahuelbuta producen en verano un flujo de agua entre tres y seis veces mayor que las cuencas cubiertas por otro tipo de vegetación, como praderas y eucaliptos.

Trabajo conjunto

El libro registra la colaboración del equipo de WWF Chile con Conaf, Conama (actual Ministerio del Medio Ambiente) y organizaciones sociales. Se repartió a instituciones y colegios, pero también se puede descargar gratuitamente desde www.chile.panda.org  

1 Comment

  1. Marta Mora dice:

    Buenas tardes:

    Existe la posibilidad de adquirir de alguna forma el libro impreso? Muchísimas gracias
    saludos

    Marta