Lo que se dice versus lo que se hace en energías renovables

Más de $1.600 millones dejará de recibir el programa de Apoyo a las Energías Renovables No Convencionales del ministerio de Energía, según el proyecto que se discute estas semanas en el Parlamento. Aunque el ministro Rodrigo Álvarez asegura que los recursos están en otras carteras, parlamentarios y ambientalistas refutan sus argumentos: "Hay una incoherencia en las políticas públicas", dicen. Radio U. de Chile 31 de octubre 2011.


“Lo relevante es la voluntad absoluta del Gobierno de impulsar el uso de energías renovables”. Lo dijo el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, esta semana al inspeccionar el primer edificio del país que recibió beneficios tributarios por instalar colectores solares.

Fue en el piso 27 de Serrano 266, en una azotea desde la que se podía apreciar buena parte de Santiago. Pocos días antes, sin embargo, el presupuesto 2012 de su ministerio había sido cuestionado justamente en esa materia. ¿El motivo? Al programa de Apoyo a las Energías Renovables  no Convencionales (ERNC) se le asignaron $4.501 millones, un 26,3% menos de los $6.110 que tuvo en este año.

Asimismo, diputados de oposición criticaron que la Agencia Chilena de Eficiencia Energética rebajara su presupuesto en un 13,2% para 2012.

Patricio Vallespín, “Nos parece que la comisión mixta debiera rechazar esa partida, porque cuando estamos con la ciudadanía organizada y preocupada de los temas ambientales y energéticos, viene una rebaja del 23% en los recursos que, justamente, buscan el desarrollo de las ERNC. Si usted le saca plata a eso, significa que hay una incoherencia en la política pública en esa materia. Uno ve que la política energética no es coherente entre lo que se dice y lo que se asigna en recursos”, dijo el diputado Patricio Vallespín (DC).

En esa línea, la comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Cámara, presidida por Andrea Molina (UDI), había pedido a la subcomisión que analizó la partida que no autorizara el financiamiento. Como los recursos sí fueron aprobados, los parlamentarios -dicen- ahora apuntarán a la Comisión Mixta de Presupuesto.

Los reproches apuntan también a la meta gubernamental de tener un 20% de energías renovables en la matriz energética para 2020, planteada en el programa del Presidente Sebastián Piñera y repetida en sus intervenciones ante el Congreso: “Seguiremos avanzando decididamente en energías limpias y renovables para alcanzar la meta del 20 por ciento”, dijo el 21 de mayo pasado.

Rodrigo Álvarez

En la misma inspección, el ministro Rodrigo Álvarez rebatió las críticas de la comisión de la Cámara: “Quiero ser absolutamente claro en esta materia. Varias partes de estos recursos van a proyectos que hoy están radicados en distintos ministerios, que en su momento eran experiencias piloto o inicialmente desarrolladas por el ministerio de Energía, pero que posteriormente deben ser entregados a distintos ministerios. Por ejemplo, una cantidad importante de esos recursos van a ser administrados por Vivienda”, afirmó.

Según Álvarez, las modificaciones presupuestarias “no significan un menor compromiso. Muy por el contrario, el compromiso del Ejecutivo con las energías renovables es absoluto y total. Tenemos que lograr una mayor penetración de energías renovables, porque el destino de las energías en Chile tiene que ser más energía, más económica, pero sobre todo, más limpia”.

Para Patricio Vallespín, no obstante, el argumento no es suficiente: “Es algo que ya está probado, son recursos para mejorar la construcción de viviendas, el uso de los paneles solares. Es una mala respuesta, porque justamente al estar en el ministerio de Energía, se busca desarrollar experiencias piloto que signifiquen una replicabilidad mayor. Eso obviamente se da solo si los recursos van en Energía, con un uso más amplio”, señaló.

Flavia Liberona

Por su parte, la directora ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, subrayó que el Gobierno ha relativizado la meta de 2020 como una “aspiración” y consideró que al no haber claridad en el desarrollo de las ERNC, se facilita la implementación de energías contaminantes y perjudiciales.

Además, la especialista recordó que la administración Piñera sí ha destinado recursos a la investigación y capacitación en energía nuclear: “En contraposición, nosotros decimos que lo más importante no es la nuclear, sino que apoyar el tema de las renovables en investigación, transferencia tecnológica, adecuación de tecnología e implementación. La reducción del presupuesto evidentemente es ir hacia atrás y no adelante, como el país debería. Nos aleja de la meta y del compromiso del Presidente de implementar un 20% de renovables al año 2020. Por lo tanto, hay una cosa que se dice, pero se hace absolutamente otra”, enfatizó.

“Si no abarcamos una política, no aplicamos recursos y no nos ponemos metas para impulsar cierto tipo de tecnologías, lo que va a primar son energías que van en desmedro de las personas, comunidades y ecosistemas”, agregó.

La partida será analizada desde la próxima semana por la comisión mixta de presupuestos y, de ser aprobada, los parlamentarios ven difícil que se pueda revertir en la sala. La iniciativa, en todo caso, está en el Gobierno, puesto que cualquier recurso que no cuente con la aprobación del Congreso se aprueba tal como lo presentó el Ejecutivo.

Comments are closed.